Asumió Lee con el apoyo buryailista y la indiferencia del grueso aliancista

DESTACADOS 01/07/2016 Por
En la fragmentación imperante dentro de su partido y los cada vez más renovados rumores de su vínculo con el narcotráfico, descansan las razones que explican porque el acceso a la presidencia del comité capital del mediático abogado, no reunió a las cabezas más representativas de los principales integrantes del Frente Amplio Formoseño (FAF).
20160701_114233
Orgulloso, Lee exhibe el acta que lo acredita presidente del comité capital de la UCR.

Poco más de dos centenares de personas le dieron un marco ruidoso y fervoroso a la ceremonia de asunción de Carlos Lee a la conducción de la estructura partidaria capitalina de la Unión Cívica Radical (UCR).
Para jerarquizar el mitin y definir el terreno, el locutor identificó a los representantes institucionales que el partido tiene en los cuerpos parlamentarios de Formosa; también a los funcionarios que ocupan cargos nacionales acá, puestos por el ministro federal de Agroindustria, Ricardo Buryaile, hoy por hoy el “jefe de la mitad” del radicalismo. Pero, por una lógica política, no admitió la ausencia del propio Buryaile que este viernes por la noche cortará la cinta junto a la mayor cabeza nacional partidaria del PRO para habilitar una mesa de trabajo del espacio. Tampoco destacó la deserción del senador nacional, Luis Naidenoff; del diputado nacional, Martín Hernández y; del grueso de los demás referentes del FAF, que la noche anterior acudió a la ceremonia organizada para que Juan Carlos Amarilla pase a liderar, formalmente, el comité provincial del radicalismo. Si acudió Amarilla, que tuvo un discurso conservador y se mostró riguroso a la hora de ofrecer su compromiso pleno para que la gestión de Lee transite los carriles normales.
Lee y Amarilla ocupan esos lugares, tras un acuerdo entre cuatro paredes, entre Buryaile y Naidenoff. El ministro postuló al abogado y el senador al concejal capitalino.
En el medio queda un ligero trance en el que el funcionario nacional pretendió evitar el acceso de Amarilla, porque “no es de su agrado”, de acuerdo con su propio entorno. Sin embargo, el experimentado dirigente hizo valer su muñeca y se quedó con el lugar.
El roce, aparentemente por razones profesionales, de Lee con narcotraficantes significó en los últimos días otro dolor de cabeza para Buryaile que desde el teléfono hizo saber su malestar con algunos dirigentes que promovieron la figura del abogado.
Entre algunos renombrados hombres del Derecho de la ciudad, trascendió que una gruesa suma de dólares relajó los ánimos, principalmente del jefe del espacio y, finalmente, todo transcurrió en orden para que la diputada María Cristina Erico entregue el mando este mediodía.
Empero, no son los mismos ánimos los que imperan en el resto del partido, ni de la alianza, ni de sectores ligados con la Iglesia y voluntarios de la diócesis local que trabajan duro para tratar de sacar de las adicciones a jóvenes, principalmente del Circuito 5.
El diputado nacional, Eduardo Amadeo recibió un crudo documento sobre el escenario de las adicciones a las drogas y la explicación de una supuesta ruta del narcotráfico, a través de una línea que une al sur de México con Formosa. El texto involucra al propio Lee, a partir de su reconocido desempeño profesional en defensa de gente detenida con cargamentos de drogas en diferentes zonas del territorio.
Carlos Roberto Lee, formoseño, de profesión abogado, dedicado antes al negocio de seguros, según su dirección personal en Facebook, de 46 años de edad y casado hace más de 15 años, defendió en los últimos años a reconocidos personajes locales y otros ignotos, por su vínculo con el narcotráfico.
Patrocinó a uno de los jóvenes implicados en el caso que involucró a un sobrino de la exconcejal Gildista, Blanca Denis; antes defendió a otro concejal del mismo espacio político: Héctor Palma, en cuyo campo cercano a Estanislao del Campo descubrieron un cargamento superior a los 700 kilos de cocaína de máxima pureza.
En febrero de 2015 protegió a un rabino israelí, oriundo de Panamá, que llevaba 400 mil dólares que fue detenido por efectivos de Gendarmería Nacional en Mansilla. El hombre era investigado por “contrabando de divisas y lavado de activos”, dijo reconoció el propio Lee.
En los últimos días trascendió su defensa de otros dos casos, con la detención de personas transportando drogas.
En el acto de asunción a la presidencia del comité radical capitalino, el abogado lloró varias veces al hablar de valores familiares mirando a sus hijos que se acomodaron en primera fila; postuló los principios históricos de la UCR y; planteó que se vienen otros tiempos para Formosa.

Te puede interesar