Formoseños mantienen un endeudamiento que equivale a dos salarios

DESTACADOS 15/07/2016 Por
Una consultora calculó el endeudamiento de los argentinos y determinó que la media es de dos ingresos brutos. Formosa se ubica ligeramente por debajo de ese promedio, junto con provincias de la región como Misiones y Chaco. Las conclusiones comparan un retraimiento que se afianzó en los últimos dos años.
pobreza_7
La consultora Noanomics sumó el stock nominal de préstamos de todo tipo otorgados a trabajadores en relación de dependencia en 2015.
El análisis sostiene que al 31 de diciembre las familias argentinas debían dos salarios brutos en promedio. Hay dos parámetros: deuda per cápita y proporcional en salarios brutos.
Las familias formoseñas están ligeramente por debajo del nivel de endeudamiento promedio de los hogares argentinos. Pasivos domésticos limitan también la capacidad de consumo. La posición de los hogares locales, teniendo en cuenta el volumen de endeudamiento del salario que los sustenta.
Los formoseños aparecen en el noveno puesto de la lista con 1,9 ingresos de deuda estándar y en el número 16 si se mide en préstamos totales, con un acumulado de $26.747.

POR PROVINCIAS
Con los dos criterios entre las provincias más endeudadas están Santiago del Estero, Salta, Misiones, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, La Pampa y Formosa.
El autor del trabajo, el economista Félix Piacentini, afirma que “curiosamente provincias con bajos ingresos como Formosa, Salta y Misiones se ubiquen entre las segundas posiciones más endeudadas” con un volumen cercano a los $39 mil.
Entre las familias menos comprometidas están San Juan, Catamarca y Río Negro, por debajo de los $17 mil per cápita.

POSIBILIDADES DE CRÉDITO
Desde 2007 el endeudamiento relativo de los hogares asalariados prácticamente no se ha movido mucho más allá de los dos salarios brutos.
En épocas de mayor estabilidad macroeconómica e inflación baja que permitía plazos de financiación más extensos la deuda relativa llegó casi cuatro salarios (último cuatrimestre de 2000). Con una economía ajustando salarios reales la lógica es que disminuyan las posibilidades de ampliar el acceso al crédito de las familias.
Por otra parte un mayor acceso al crédito puede morigerar el trauma del ajuste del poder adquisitivo, evitando bajas tan drásticas en el consumo hasta que la economía vuelva a crecer. En términos generales y si se compara con el año anterior, en 2015 el endeudamiento creció en la mitad de las provincias, se mantuvo en seis y disminuyó en las seis restantes.

Te puede interesar