La ausencia de jueces federales protege a Insfran y confirma un acuerdo nacional

Hace más de ocho meses que los tres juzgados nacionales de la provincia están descabezados. Para cada caso, son razones diferentes las que justifican la irregularidad. El escenario es un claro aliado del gobernador y de sus principales colaboradores, frecuentemente vinculados con negociados y enriquecimiento ilícitos en el manejo de la gestión pública que ya superó las dos décadas.
juzgado federal formosa

Quienes frecuentan la Casa de Gobierno aseguran que es un rumor insistente el acuerdo que establecieron el gobernador y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, para que el formoseño transcurra lo que le queda de su sexto mandato sin los problemas frecuentes que suelen generarse cuando los colores partidarios son diferentes.
La andanada de denuncias que vienen sucediéndose contra varios exfuncionarios nacionales erosionó la imagen de Cristina Fernández, pero, al mismo tiempo, la conducta judicial bajó rápidamente a las provincias, donde también comienzan a surgir demandas similares a las que golpean a los colaboradores que tuvo la gestión reemplazada por Mauricio Macri.
Claramente los jueces se sacaron de encima la presión kirchnerista que les planteó una lucha directa y sin descanso, como una herramienta de feroz presión para evitar cualquier investigación en contra de sus funcionarios, legisladores, empresarios afines y familiares.
Con un escenario político distinto, llegó el tiempo de la revancha judicial y el temor se apoderó de muchos gobernadores; entre ellos el de Formosa.
Insfran teme una investigación objetiva sobre su gestión. Por eso el control de la otra Justicia es determinante.
Macri prometió desde un primer momento el desmantelamiento del narcotráfico, pero el atronador silencio que mantiene para no apurar la designación de los jueces federales en Formosa lo contradicen. La misma posición mantienen sus socios políticos locales quienes, a pesar del lugar que ocupan como amigos del hombre más importante del país y de los cargos electorales e institucionales que mantienen, se muestran desinteresados ante una Justicia descabezada. Deberían apurar las designaciones, mostrar un interés supremo para que los cargos se ocupen y luego efectuar las denuncias formales que durante todos estos años vinieron ventilando para que los jueces investiguen y establezcan si existe responsabilidad de Insfran y sus funcionarios en casos de corrupción en el manejo de los recursos públicos.
Los juzgados federales de la provincia de Formosa se manejan con subrogaciones desde hace varios años, tras la renuncia de Marcos Bruno Quinteros para pasar a integrar el Superior Tribunal de Justicia; la licencia de Eduardo Valiente por enfermedad y; la falta de habilitación de la unidad creada para Clorinda.
Mientras, Insfran ladra mucho en su tierra contra Macri, pero cuando visita la ciudad del presidente exhibe una conducta sumisa y conciliadora ¿Creerá realmente que la dualidad no es observada?
A poco más de ocho meses del cambio de gobierno nacional, demasiados hechos demuestran la connivencia: Insfran está sólo interesado en salvar el pellejo propio, para lo cual cuenta con un paraguas protector proveniente de su propia oposición vernácula y de las migas que consiguió construir cuando Frigerio pasaba por la Tesorería provincial para cobrar por sus servicios de asesoramiento financiero.
Del otro lado, Macri se olvidó que esta parte del país es frontera abierta para el narcotráfico, mientras sus propios colaboradores y socios políticos negocian a su espalda, a cambio de desconocidas recompensas o favores, una vetusta práctica dentro del submundo político. Esos mismos conductores de rumores de la sede gubernamental no dudan a la hora de confesar el precio prometido por Insfran para no pasar por los tribunales nacionales: eliminación de la Ley de Lemas y fin a la reelección indefinida ¿Eludir al juez justificará este botín?
“Robar es un delito, pero arruinar el país es traicionar a la patria”, advirtió José de San Martin, poco antes de morir ¿Alcanzará esta máxima del general a alguna de las actividades que acá se le atribuyen a estos funcionarios?

Max Alfredo Berenfeld

Director.
Lic en Ciencias Sociales y Periodismo.
Integró 16 redacciones de medios gráficos de la ciudad de Formosa y de otros puntos de la Argentina, además de otras dos en Asunción, Paraguay.
Fue jefe de Redacción de los ultimos tres diarios en los que se desenvolvió.
Miembro de FOPEA.
Tiene 29 años de ejercicio de periodismo gráfico.
En la faz pública, se desempeñó como jefe de Prensa, del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Formosa, durante 12 años.

Te puede interesar