ESPALDARAZO DEL CAMPO A BURYAILE

La Federación Agraria Argentina (FAA) suspendió la jornada parlamentaria prevista para la semana venidera, tras la movida de los productores rionegrinos en la Capital Federal. Sin dudas, se trata de una decisión que busca ponerle paños fríos al duro momento que enfrenta el ministro de Agroindustria pero pretende, sobre todo, aportar en la construcción del país que pretende Macri.
faa-bury_opt
El regalo de varias toneladas de frutas en la Capital Federal sensibilizó las fibras políticas más íntimas del Gobierno nacional, lo enfrentó a su momento de gestión más delicado desde que asumiera, a fines del año pasado y erosionó la ya mellada capacidad combativa de toda su estructura. El coletazo ingresó por el área que encabeza Ricardo Buryaile, uno de los principales bastiones de la campaña de Cambiemos, principalmente en materia de economías regionales, aún muy relegada por el presidente Mauricio Macri y sus colaboradores en la materia.
Poductores frutihortícolas regalaron este martes unos 6000 kilos de manzanas y peras en la histórica Plaza de Mayo de la Ciudad de Buenos Aires, como forma de protesta por la crisis que atraviesa el sector. Aseguran que no llegan a cubrir sus costos de producción, pese a que el precio de venta en el supermercado es hasta diez veces más caro.
Tan inesperada como eficiente resultó la estrategia de los fruteros que desarmaron la capacidad de reacción discursiva del Gobierno nacional y le devolvió la durísima realidad que decidió combatir cuando reemplazó a Cristina Fernández.
Sin embargo, en las últimas horas recibió alentadoras señales que vienen a ayudarlo para ponerse de pie. Pero sólo para eso.
Ante la falta de respuesta del Ejecutivo, el Consejo Directivo de la Federación Agraria había organizado para el 30 de agosto, junto con un plan de asambleas en las rutas del país, una jornada parlamentaria, a realizarse en el Congreso de la Nación, con la finalidad de llevar a los legisladores las propuestas de la entidad en materia de políticas públicas diferenciadas.
A esto se llegó, luego del balance de las 16 asambleas realizadas por la entidad en julio, donde se coincidió en que se han agravado los problemas que existieron durante los últimos años para los pequeños y medianos productores, con tamberos, porcicultores y economías regionales padeciendo hoy los problemas más urgentes.
Además, se marcó la fuerte preocupación por la sanción del decreto 820 que promueve la extranjerización de la tierra y la consecuente expulsión de más familias chacareras.
Para el presidente de FAA, Omar Príncipe “sigue sin estar en la agenda del Gobierno los muchos problemas que todavía tiene el pequeño productor”.
Según la FAA, "el cambio de escenario tras la quita de retenciones y la devaluación mejoraron las perspectivas para algunos cultivos, pero sigue haciendo problemas estructurales que vienen de tiempo, y que el mercado por sí solo no puede resolver". En este orden, la entidad había denunciado que "las líneas de crédito del Banco Nación, por caso, fueron anunciadas pero aún no están operativas en las sucursales de la banca pública".
"Además, en todos estos meses faltaron las medidas complementarias para atender, por ejemplo, a los productores que utilizan el maíz como alimento. Así, a las protestas de productores porcinos, se le sumaron en estas horas los reclamos tamberos".
En el caso de las economías regionales, la Federación Agraria planteó que "persiste el proceso de abandono de la actividad por los altos costos de producción y flete, valores cada vez más bajos de lo que se produce, falta de transparencia en la cadena de comercialización y pérdida de mercados externos".
"En este sentido, un tema que preocupa es también el de la apertura de importaciones. Una muestra es lo que sucede con la banana, ya que el 80% de la que se comercializa en país es importada, mientras a nuestros productores de Formosa trabajan a pérdida por falta de demanda y de apoyo a la actividad", dijo el dirigente.
FAA se bajó de su propia movida, lo que debe entenderse como un apoyo al momento de Buryaile con el que mantiene un permanente diálogo que, sin embargo, no se materializa en las respuestas concretas que espera y reclama el campo argentino.

Max Alfredo Berenfeld

Director.
Lic en Ciencias Sociales y Periodismo.
Integró 16 redacciones de medios gráficos de la ciudad de Formosa y de otros puntos de la Argentina, además de otras dos en Asunción, Paraguay.
Fue jefe de Redacción de los ultimos tres diarios en los que se desenvolvió.
Miembro de FOPEA.
Tiene 29 años de ejercicio de periodismo gráfico.
En la faz pública, se desempeñó como jefe de Prensa, del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Formosa, durante 12 años.

Te puede interesar