Creen que la actual política, en cuatro años, eliminará la banana del campo formoseño

DESTACADOS 05/09/2016 Por
La caída de la producción fue brutal, si se tiene en cuenta el mejor momento de explotación con el actual: de 12.000 hectáreas pasó a 1.500. Se trata de la fruta más consumida en el país. Reclaman un Fondo Nacional Bananero para lograr el precio mínimo de referencia.
14107877_10206602920983834_2632317629002210662_o
El productor recorre el bananal con su nieta, una imagen que para FAA podría desaparecer en pocos años.

“No más bananicidio”, imploró, el director regional de la Federación Agraria Argentina, Pánfilo Ayala, al titular un documento que describe con crudeza el futuro de la producción bananera en Formosa si no se adoptan urgentes medidas protectoras.
“La producción bananera de los departamentos Pilcomayo y Pilagas de la provincia de Formosa está dejando de transitar su último camino después de la etapa más gloriosa y emblemática que consiguió tener, hace cuarenta años”, planteó el conocido productor y sindicalista.
“En la década del 70 y gran parte del 80 los caminos de tierra y los medios de comunicación precarios no fueron motivos ni impedimentos para que en esas zonas de nuestro territorio existieran 12.000 hectáreas de cultivo de banana”, reveló.
“Fueron los años más gloriosos de esta producción; fueron tiempos de desarrollo productivo y por consecuencia, de desarrollo de decenas de pueblos, de colonias y de familias que vivían directamente de este cultivo”, amplió.
“Hoy, a 30 años de aquellos buenos tiempos, con todo el avance de la tecnología, de medios de comunicación, con rutas asfaltadas, paradójicamente y paulatinamente comenzaron a desaparecer las áreas sembradas de este cultivo emblemático que incluso se encuentra como unas de las imágenes en el escudo de la localidad de Laguna Naineck; epicentro de la producción bananera formoseña”, destacó”.
En los últimos quince años se acentuaron los bajos precios y la falta de comercialización a pesar de que la banana es la fruta más consumida en la Argentina; se profundizó la desaparición del área del cultivo hasta llegar a la fecha donde solamente existiría alrededor de 1.500 hectáreas, muy lejos de las 12.000 que supo existir en la década del 70 y parte del 80”, comparó.
“Ante esta realidad no se ha logrado, aún, crear medias de protección con normas o leyes que le permita garantizar al productor bananero comercializar su producción a un precio justo para que la rentabilidad se convierta en la garantía de la existencia misma del cultivo y por consecuencia el desarrollo del sector, del sujeto agrario y permita más áreas de cultivo con más productores”, reprochó, al reafirmar las razones de esta actualidad.
“Lo poco o mucho que se pudo realizar hasta este momento desde el Estado provincial o nacional en asistencia técnica, en insumos, etcétera, no fueron suficientes para lograr éxito en la cosecha o para detener el proceso de desaparición del cultivo”, conjeturó.
Para Panfilo Ayala, la ausencia de políticas públicas diferenciadas, de mediadas o leyes de protección “son los motivos centrales de bajos precios que junto a la falta de comercialización desemboca en el fracaso de la cosecha, causando directamente también la desaparición de la producción bananera en la provincia de Formosa”.
“No más bananicidio”, insistió, apelando a una construcción lingüística simbólica que acopla palabras del castellano y latín para configurar la mirada que tiene del suceso.
“Necesitamos medidas de protección, necesitamos una ley que proteja la producción bananera formoseña: proponemos el Fondo Nacional Bananero para lograr el precio mínimo de referencia de lo contrario para el año 2020 desaparecerá totalmente la producción bananera en nuestro territorio”, aseguró.

Te puede interesar