Fiscal persigue a un vocero aborigen para que pruebe supuesto quiebre de paz social

DESTACADOS 19/09/2016 Por
Pese a que es buscado desde hace varios días, aseguran que la Policía no puede dar con su paradero. El funcionario dijo que no consiguió probar las denuncias planteadas. Todo hacer presumir que se trata de una conducta política desde el Poder Judicial, teniendo en cuenta que las actuaciones de oficio son tan infrecuentes como extrañas en Formosa.
218442
A la derecha, Suárez Vázquez, a su lado, el fiscal González.

El fiscal Diego Antonio González solicitó la inmediata localización de Carlos Alberto Suárez Vázquez, tras tomar conocimiento de una serie de delicadas denuncias que involucran a ignotos testaferros en perjuicio de comunidades aborígenes del oeste provincial.
Suárez Vázquez se autodefine como un colaborador de los pueblos originarios en el interior provincial, y ha hecho las veces de vocero de las comunidades indígenas que “están pasando por momentos muy difíciles”, según advirtió.
“Hay un negociado multimillonario en las tierras indígenas en Formosa, se están hasta queriendo arar los cementerios indígenas, con boletos de compraventa truchos, con comodatos truchos, entonces, al aborigen se le está sacando todo, y están empujando a las poblaciones originarias a una situación desesperante” aseguró el dirigente.
“Tenemos conocimiento de que incluso había un plan de terratenientes del interior que tenían pensado ponerle veneno al agua, cuando son los terratenientes que hay en todo el interior, que usufructúan la tierra de los aborígenes, y en pleno siglo XXI no puede ser esto” sostuvo.
“No hace mucho tiempo, una camioneta arrojó una cabeza de vaca dentro de una caja y se alejó. Ellos por suerte no comieron eso porque supuestamente estaba envenenada. Los tratan como perros, y no puede ser” agregó.
“Pedimos a Gendarmería y a la Policía de Formosa que no asedie a nuestro pueblo, que no tergiverse lo que pasa. No pueden seguir asediando así a nuestros hermanos. Tengo la esperanza de que esto se solucione por el bien, por la paz social, porque ellos también son argentinos, y la están pasando mal” amplió.
El escenario presentado por Suárez Vázquez despertó el interés del fiscal que, actuando de oficio, pidió su búsqueda “a fin de brindarle la posibilidad de radicar la denuncia formal, aportando toda información, evidencias o pruebas que tuviere para sostener su denuncia”.
En declaraciones periodísticas, González, confesó que “a pesar de la búsqueda realizada, Suárez Vázquez no pudo ser hallado ya que habría viajado la semana pasada, según manifestaron vecinos de la comunidad wichí que frecuenta, quienes no supieron brindar información acerca de su actual paradero”.
Respecto a los dichos del vocero aborigen, el fiscal reveló que “no existe en ámbitos de la Justicia provincial ninguna denuncia concreta y formal, razón por la cual hasta la fecha no está en trámite causa judicial alguna. No obstante ello, la prevención policial ha dialogado con miembros de la comunidad originaria mencionada, quienes han expresado no tener inconveniente alguno con el agua, como tampoco respecto a otras circunstancias de ese tenor”, añadió González, cuya jurisdicción operativa es la Tercera Circunscripción Judicial, cuya cabecera es Las Lomitas.
A través un oficio de fecha 12 de septiembre de 2016 que lleva su firma, el fiscal González solicitó a las autoridades policiales de Las Lomitas que ubiquen a Suárez Vázquez para que el mismo se constituya ante los estrados judiciales de la Tercera Circunscripción dentro de los tres días de su notificación a los fines de formalizar judicialmente sus expresiones públicas.
“En un amplio operativo, efectivos policiales recorrieron toda la zona y se entrevistaron con los vecinos del lugar, pero la búsqueda resultó infructuosa ya que esta persona no pudo ser encontrada, desconociéndose su actual residencia”, aseveró en un comunicado, sin dar precisiones geográficas.
Frente a esta situación, el funcionario judicial decidió solicitar la colaboración de otras dependencias policiales de Formosa y también de otras provincias, ampliando el radio de búsqueda a nivel país a través de la red policial nacional. La presencia y comparendo de Suárez Vázquez ante la Fiscalía de Las Lomitas se estimaba fundamental para poner en marcha una investigación formal que tenga como basamento el conocimiento personal de la situación que dice tener quien públicamente realizó una serie de graves y preocupantes manifestaciones.
La actuación de oficio de los fiscales de la Justicia ordinaria es tan infrecuente que constituye una de las principales razones que se manejan para sostener la connivencia entre sectores del poder judicial y del poder político. Esta conjetura permite advertir que esta actuación responde a un pedido directo de algún funcionario provincial, seguramente del Ministerio de Gobierno o de la Jefatura de Ministros, molesto por la mirada de Suárez Vázquez.

Te puede interesar