Docentes son presionados políticamente, pero le niegan el dinero de los comedores

DESTACADOS 28/09/2016 Por
El Gobierno provincial mandó a apretar a los maestros de Palo Santo y colonias vecinas para que asistan a "Por nuestra gente todo" que este sábado estará en esa comunidad. Sin embargo, nada dijo de su mora en el desembolso de los fondos para cubrir el servicio alimenticio escolar que en pocos días más será de tres meses.
facfb1dfc4c41ff728485fc96ce949a9_L

Si bien la presión siempre fue una conducta para torcer cualquier voluntad que pretenda desoír su bajada de línea, lo de los últimos meses está muy emparentado con la necesidad que tiene Gildo Insfran de detener el proceso de fuga que arrancó con el nuevo régimen jubilatorio.
En los últimos días, decenas de docentes de Palo Santo revelaron que fueron presionados por las autoridades jurisdiccionales del Ministerio de Educación para asistir al programa "Por nuestra gente todo" que llevará sus beneficios a los vecinos de ese pueblo y las colonias cercanas.
“Tenemos que estar, porque de lo contrario van a considerar la ausencia como una falta; además debemos ir con el guardapolvo”, precisó una maestra de la escuela 35 que se comunicó con este medio, combinando expresiones cargadas de ira, frustración y llanto.
Entretanto, a pocos días de que termine septiembre, los docentes encargados de los comedores escolares de la provincia ya no saben qué hacer para continuar con el servicio para los chicos. Diariamente reciben la visita de los almaceneros, desesperados por cobrar sus acreencias para reabastecer sus locales barriales, únicos proveedores del sistema que sólo muestra desinterés por la alimentación de los escolares.
En las últimas horas, la secretaria general de Docentes Autoconvocados, Nilda Patiño confirmó que algunos establecimientos ya comenzaron un lento abandono del beneficio, disminuyendo la calidad de los alimentos y, directamente, eliminando algunos de los turnos alimenticios.
El Gobierno provincial también está a tono con el escenario nacional: los funcionarios y los políticos están mucho más interesados y comprometidos con la elección de los cargos legislativos del año venidero que por resolver los problemas de la sociedad.

Te puede interesar