Carbajal advirtió intento oficial de eliminar cooperativa para abrir un negocio privado

DESTACADOS 07/10/2016 Por
Denunció una campaña oficial “de abandono, engaño y vergonzosos aprietes” como una clara “estrategia de entrega” de los servicios. “Apela a la vieja metodología de Carlos Menem, quien convertía a determinadas empresas en inservibles, ante la sociedad, para privatizarlas y quedarse con el negocio”, graficó
IMG-20161004-WA0011
En amarillo el tendido de energía eléctrica que cubre la cooperativa. En recuadro, el diputado Carbajal.
El jefe de bancada legislativa del Frente Amplio Formoseño, Dante Carbajal insistió con la intención del Gobierno provincial de “apoderarse del negocio de la energía eléctrica y de Internet” que actualmente presta en una vasta zona del sur territorial la Cooperativa de servicios públicos “El Colorado Ltda.”
“Gildo Insfran quiere quedarse con la cooperativa; quiere quedarse con 74 años de trabajo, de historia impecable y llena de trabajo y orgullo”, atacó el legislador que sigue este tema hace varios meses.
Siguió sobre el gobernador: “Apela a la vieja metodología de uno de sus maestros, Carlos Menem, quien durante su presidencia apelaba a la mentira más feroz para convertir a determinadas empresas en inservibles ante la sociedad, y así justificar su cooptación”, planteó. “Seguramente ya existe una agenda de funcionarios amigos o familiares a quienes dejará a cargo del nuevo negocio, esta vez en los rubros energía eléctrica e Internet; porque la distribución del agua seguramente no le importa entonces podría seguir en manos de la cooperativa”, conjeturó.
Carbajal reveló que “Refsa vende cada kilowatt/hora, con subsidio o sin subsidio, a 0,664 pesos, lo que implica un encarecimiento promedio para la cooperativa de 0,2117, teniendo en cuenta el siguiente esquema que la empresa provincial le aplica a la organización sureña: de 18 a 23, el costo de cada kilowatt/hora es de 0,8805; de 23 a 5, a 87,03; y de 5 a 18, a 87,57. Como el promedio es de 0,8757, llegamos a ese número de encarecimiento. Un brutal apriete”, enfatizó.
“En toda su existencia, la cooperativa extendió más de 1.500 kilómetros de líneas para dar su servicio; tiene 15 empleados que se convertirán en empleados públicos, perdiendo seguramente muchos años de carrera y de aportes y con un futuro completamente incierto para estos formoseños y sus familias”, reprochó, tras inferir que “el Gobierno provincial finalmente no renovará la concesión como fundamento jurídico para desplazar de sus prestaciones a la cooperativa”.
“Este escenario no hizo más que generar una grave crisis para la cooperativa en la extensión del servicio de electrificación rural. La energía que está brindando actualmente es muy irregular ya que desde que se unifico el costo de la energía urbana con el valor de la energía rural, viene padeciendo fuertes inconvenientes para mantener las instalaciones y adquirir nuevos elementos indispensables para brindar este servicio público esencial”.
“Fíjese que esos 1500 kilómetros de líneas eléctricas rurales cubre una de unos 6.994 kilómetros cuadrados, donde existen además 75 colonias y unos 120 establecimientos públicos entre escuelas, centros de salud, etcétera”, detalló Carbajal para exponer la importancia de la cooperativa.

VA POR TODO
Visiblemente molesto por lo que ocurre en su pueblo de origen, el legislador radical embistió contra el gobernador. “Como Cristina Fernández durante su administración, Insfran va por todo; no le importa los efectos, sólo piensa en el negocio, no en el enorme perjuicio para cientos de formoseños”.
“Igualmente, deja confirmada la permanente política del discurso mendaz para avalar un verdadero atropello, un completo negocio que se configura a través del manejo del poder político”, consideró.
“A Insfran sólo le interesa la foto del momento; sus actos públicos se preparan para ese momento: lo vino haciendo desde que asumiera la función; lo hace hoy cuando miente con los efectos de su política agropecuaria, con la educación, con la salud pública, con los empleados públicos, etcétera”, amplió sin abandonar su mirada sobre el jefe del Ejecutivo formoseño.
De todos modos, consideró que “comenzó un proceso de reversión social; hoy la gente ya sabe quién es este gobernador, por eso la verdad comenzó a penetrar la cultura de la mentira, del abandono y del desinterés colectivo”.
“Las libertades plenas que estamos viviendo permiten este nuevo escenario, donde los derechos elementales gozan de salud total y con ellos los formoseños pueden gritar los atropellos, abandonando tantos años de encierro y de silencio. El miedo comienza a ceder terreno y el fin de una etapa negra que marchitó a varias generaciones muestra una luz que se acerca con notable celeridad”, avizoró Carbajal.

Te puede interesar