Tras el documento de la Iglesia, Naidenoff impulsa un proyecto para declarar la emergencia en materia de adicciones

DESTACADOS 06/11/2016 Por
El senador nacional, Luis Naidenoff salió a apoyar el pedido de la Iglesia de declarar la emergencia nacional por las adicciones, e insistió en que el narcotráfico “ve facilitado su accionar ante un Estado complaciente que en los últimos años se dedicó a mirar para otro lado ante este flagelo”.
audiencia-gas-1920-71

La Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia de la Iglesia presentó en las últimas horas un documento en el que alertó sobre el crecimiento del comercio y el consecuente consumo de drogas en el país. "Invitamos a todos a ponernos la Patria al hombro como nos pide el Papa. Que la Virgen de Luján, patrona de nuestra patria, nos enseñe el camino del compromiso y nos revele las fibras de la solidaridad, que son la identidad de nuestro pueblo argentino", rezó el comunicado de la organización católica, leído durante una conferencia de prensa.
"La gente que sufre por la droga es la prioridad en nuestra agenda, queremos que se saque un decreto", reclamó el Padre José María "Pepe" Di Paola en ese ámbito.
El parlamentario formoseño de Cambiemos que en los últimos meses se puso a la cabeza de la lucha contra el narcotráfico en su provincia responsabilizó del escenario al Estado en sus diferentes niveles. “Cuando la droga avanza es porque el Estado lo dejó hacer, limitándose a observar los acontecimientos, apoyando así la construcción del actual escenario. Y así Argentina pasó de ser un territorio de tránsito a uno consumidor, causando estragos en amplísimas franjas de su población, principalmente la joven”, definió.
“El narcotráfico ve facilitado su accionar ante un Estado complaciente. En ese contexto, Argentina pasó a ser uno de los tres primeros exportadores de cocaína. Débiles controles, corrupción, participación de funcionarios nos llevaron a esta situación.
“En el norte de Argentina, de la cordillera al océano Atlántico, existen alrededor de 1500 pistas clandestinas y tenemos un ingreso de alrededor de 120 aeronaves diarias que traen hasta 600 kilos de droga por viaje”, enumeró el senador quien definió como narco Estado a la provincia de Formosa, generando de inmediato una agresiva campaña de los funcionarios de la jurisdicción.
“En lugares como Formosa, en cada pueblo, en cada barrio, nos encontramos con la sensación de angustia y zozobra de muchas familias que se ven desbordadas porque uno de sus miembros o un amigo pasa por un momento difícil, pero cuando golpeó las puertas, nunca encontró al gobierno. Muy por el contrario, lo que veía al costado de las rutas y los accesos fueron inmensos carteles en alusión a la droga como medio de propaganda de un gobernador supuestamente preocupado”, planteó.
“De manera reiterada ante la falta de atención, los ciudadanos se encontraron con funcionarios y amigos del poder que participaron del narcotráfico. Y cuando esperaban sanciones ejemplificadoras, la respuesta fue la protección y hasta el premio”, insistió.
“Hoy estamos ante el peor escenario como da cuenta el documento de la iglesia, para lo cual es imperioso poner a trabajar a todo el Estado”, consideró.
“La prioridad de estos días pasa por extender las manos a los que necesitan salir de la oscuridad; es el propósito que me anima para pedir la sanción de un proyecto de ley que declare la emergencia de las adicciones”, dijo.
Y cerro con un dramático llamamiento: “Ponerse la patria al hombro es un Estado, en sus distintos niveles – nación, provincias y municipios - que termine con la complicidad política con el narcotráfico, brinde la atención de la salud para tenderle la mano a cada argentino que esta pasan un momento difícil y lograr la recuperación de miles de familias, desbordadas por el flagelo”.

Te puede interesar