Denuncian “distracción judicial” en causa que involucra a una conocida estación de servicios

DESTACADOS 22/11/2016 Por
Tras cuatro años de un duro pleito tribunalicio, un vecino de Palo Santo no puede cobrarle a la aseguradora contratada por la firma que lo empleara, pese a un fallo judicial que avaló su demanda. Asegura que la cercanía de la firma con el poder político movilizó el vínculo con el juez para mirar al costado ante una aseguradora apócrifa.
alaber
La estación de servicios Alabert Combustibles, en el acceso a Palo Santo.

“Como hombre de bien y trabajador incansable, me ha tocado criar a cinco de mis hijos, ahora ya adolescentes, haciendo de madre y padre en gran parte del tiempo, relegándoles la posibilidad de seguir estudiando ya que hace cinco años fui despedido sin contemplaciones, ni motivos, de una reconocida estación de servicios, instalada en Palo Santo y con sucursales en gran parte de la provincia”. Con esta descripción Leonardo Ramón Díaz, un conocido poblador de Palo Santo, prologó un texto que enviara a este medio, frustrado y angustiado, aunque también dispuesto a no ceder ante lo que define como “un acto de colosal injusticia, que no puede quedar impune”.
Díaz se desempeñó en la estación de servicios Alabert Combustibles - comercializa combustibles de YPF -, ubicada en uno de los accesos al pueblo y con un conocido vínculo comercial con el Gobierno provincial.
“Jamás tuve ningún tipo de antecedentes ante la Justicia, a la cual recurrí presentando una demanda laboral; después de más de cuatro años de idas y vueltas aportando incesantes elementos de pruebas, viajando a dedo y con mis hijos a la intemperie. La Justicia hizo honor a su nombre y dio un dictamen favorable, e incluso a pesar de algunos planteamientos extraordinarios volvió a ratificar el fallo, dejando sin sustento a los que cotidianamente remarcaban que es imposible ganarle un juicio a esta empresa por su vínculo de público y notorio conocimiento al poder político que gobierna la provincia”, marcó. Y aportó: “Muchos otros fueron despedidos pero todos cargaron con el revés jurídico y hasta le temen a los propietarios de la firma por ese extraordinario vínculo que, además, le permite millonarios beneficios económicos cuyos beneficiarios, sin dudas, trascienden las paredes de la empresa misma”.
En su relato. Refirió que “al momento de efectivizarse la demanda fue presentada una aseguradora, identificada como Federal, rigurosamente apócrifa, aunque acreditada ante escritura notarial, lo que no evitó la intención de estafar de su propietaria, situación que fue notificada a la fiscal interviniente”.
“En síntesis, han pasado cinco años y le siguen encontrando artimañas oscuras al dictamen judicial, entorpeciendo hasta las decisiones que en su momento fueron cristalinas, contundentes e irreversibles”, reafirmó.
“Así, por ahora comienza a crecer un anticuerpo que pretende dar la razón a los hijos y allegados al poder en esta provincia, intentando imponer claramente una extraordinaria injusticia. Y en su avance arrastra a un fallo ya impuesto y de manera determinante ante un hecho taxativo de estafa”.
“Espero el acompañamiento de los derechos humanos y de los medios nacionales que dicen colaborar en esclarecer este tipo de acciones oscuras”, dijo en su despedida, anticipando el siguiente lugar de lucha en su derrotero por cobrar la indemnización que en principio la Justicia acreditara.

Te puede interesar