Bullrich ratificó la redistribución de policías federales a partir del año que viene

DESTACADOS 23/11/2016 Por
A partir de enero habrá una redistribución de unos 20.000 efectivos de la Policía Federal que actualmente desempeñan funciones en zona urbana hacia zonas "clave" para el combate del narcotráfico y delitos complejos.
5787a111a18ad_645x429

Así lo afirmó al exponer este mediodía ante la Comisión de Seguridad Interior y Narcotráfico del Senado, donde subrayó que el objetivo del gobierno de Mauricio Macri "no es sumar" más agentes de las fuerzas de seguridad sino "prepararlos mejor".
"Vamos a distribuir además a 20.000 hombres y mujeres de la Federal que hoy están en la Ciudad hacia zonas clave", informó a los senadores en la comisión que preside la legisladora del Frente para la Victoria Sigrid Kunath, aunque aceptó que la administración de Cambiemos está dispuesta a discutir "una redistribución mejor en el marco del mapa de delito".
La funcionaria también respondió preguntas de los senadores respecto al tráfico de estupefacientes y en ese sentido negó que exista en el país "una zona liberada".
Ante una pregunta del senador por Formosa del Frente para la Victoria José Mayans, quien se quejó de las calificaciones a su provincia respecto a que se trata de un supuesto "narcoestado", Bullrich negó que exista una colaboración de las fuerzas federales en ese tipo de ilícitos aunque admitió que pueden existir "casos de corrupción".
"No hay ninguna zona liberada en el país", remarcó ante los senadores la funcionaria, quien advirtió que, "cuando aumenta la presión, los narcos quieren corromper más a los policías" pero subrayó que el Estado "trabaja fuerte para generar blindajes".
Respecto al nuevo rol que tendrá la Policía Federal en el marco de la redistribución de efectivos de las fuerzas federales impulsada desde el gobierno nacional, Bullrich insistió con que "tenían antes en las provincias un rol administrativo y no operativo" y que ahora se dedicarán a ser "una fuerza de investigación de delitos complejos".
Respecto al narcotráfico, la ministra afirmó que existe -especialmente en el norte del país- "un problema social muy profundo que se genera cuando va pasando la droga que viene de Paraguay, pasa por Formosa, entra al Chaco" ya que, "si bien hay controles, hay sitios de difícil acceso donde se pagan peajes".

Te puede interesar