OLIVERA PIDIÓ QUE CESE EL USO DE LA OBRA PÚBLICA COMO BOTÍN ELECTORAL

DESTACADOS 03/12/2016 Por
Refaccionada escuela capitalina hace dos años espera el mobiliario para recuperar a sus alumnos. “La rehabilitación del local queda supeditada a una agenda que pueda vincularse con un año impar”, conjeturó en clara alusión a los comicios para elegir a las autoridades públicas.
FOTO PORTAL
El concejal Fabian Olivera pidió a las autoridades provinciales que “prioricen el uso de las obras públicas atendiendo las necesidades concretas de la población” y que eliminen “de una vez por todas las rimbombantes inauguraciones atendiendo los procesos electorales como un permanente mecanismo publicitario”.
El legislador recorrió el barrio Sagrado Corazón de María, donde volvió a encontrarse con vecinos que le hicieron escuchar sus problemas, relacionados principalmente con la inseguridad y la ausencia “grave” de servicios públicos esenciales, como calles en mal estado, pastizales muy crecidos, alumbrado público deficiente, entre otras cuestiones.
No obstante, entre los problemas que más molestan a los pobladores, está la escuela 426 “Maestro Rural”, destinada a la educación primaria.
“Se trata de un espléndido edificio que hace tres años clausuró sus actividades, dejando a cientos de chicos en establecimientos de los alrededores. En un año fue puesto en condiciones, pero porque no lo dotan de mesas y sillas no volvió a funcionar”, contextualizó el legislador.
“Junto con mi equipo de trabajo, algunos docentes y vecinos del lugar recorrimos las instalaciones que lucen impecables; realmente es un edificio muy amplio y con ambientes apropiados para el uso que se le dará”, agregó.
“Consideró una completa falta de respeto a las familias del barrio y una completa desidia para los chicos que no puedan utilizar su propia escuela porque hace dos años esperan que sea dotado del mobiliario para que pueda operar con normalidad”, consideró.
“El malestar y la frustración de muchos padres es tan palpable como entendible; todos ellos entienden que esta situación se da porque se espera una fecha cercana a las elecciones para ser rehabilitada”, reveló.
“Se trata de una vieja práctica de quienes administran la cosa pública; para ellos es más importante el efecto publicitario que el objetivo de la escuela. Y bueno, con una conducta de estas características es poco lo que se puede agregar”, apreció.
“El año que viene es electoral, entonces tal vez el ministro de Educación reciba las instrucciones necesarias para que lleguen las mesas y las sillas y con ellas los chicos del barrio dejen de ir a otros lugares de la ciudad para recibir su educación primaria”, planteó Olivera ante un grupo de pobladores.

Te puede interesar