“MUCHOS CHICOS DE LOS BARRIOS FORMOSEÑOS, HACE CUATRO DÍAS NO COMEN”  

DESTACADOS 09/12/2016 Por
El concejal Fabián Olivera salió a graficar con crudeza los efectos de las intensas lluvias sobre la ciudad y lamentó la ausencia de funcionarios provinciales y municipales y de dirigentes del partido gobernante en las zonas más afectadas, “donde se vive un brutal drama”.
15368749_1260537470676599_1174666847_o

“Algo cambió en los últimos meses en la capital y, lamentablemente, las consecuencias las pagan los sectores más vulnerables”. La revelación del concejal capitalino Fabián Olivera parece quedar en el aire si se ignora el contexto. “Hace cuatro días llueve y muchos barrios quedaron anegados, pura y exclusivamente porque el municipio no se limitó a hacer una parte elemental pero significativa de sus obligaciones: el mantenimiento de desagües”, contó, dándole forma concreta a su mirada política.
"Tenemos 4.500 cuadras en la ciudad y solamente 2000 están pavimentadas, entonces obviamente que la mitad de la ciudad cada vez que llueve la pasa muy mal. Creo que el intendente tiene que rever la agenda, a esta altura del año estas son las prioridades, son épocas de mucha lluvia", apreció.
Enseguida retomo el cuadro social en los barrios: “En todo ese tiempo, muchos chicos dejaron de comer: no van a la escuela; sus padres no pueden hacer changas y, encima, cobra más notoriedad que nunca ese ninguneo de los funcionarios y dirigentes que solían asistir a los más humildes en situaciones como estas”, advirtió.
“Quiero pedirles a las principales autoridades provinciales que asistan a estas cientos de familias. Estuve en los últimos días en los barrios San Juan Bautista, Lisbel Rivira, La Floresta, Facchini, y lo que vi y sentí fue tremendo: angustia, desesperación y desesperanza son los calificativos que debo usar para describir ese escenario”, indicó el legislador.
“En muchos casos, se vuelve importante el grado de deterioro de los anillos de defensa; se nota que abandonaron las tareas de compactación que estaban realizando y ahora, con las lluvias, el terreno se desmorona, de a poco, pero con rapidez”, reveló.
“No pretendo politizar todo esto, pero es lamentable como muchos sólo piensan en las elecciones del año que viene, apelando a discursos de ocasión, cuando tienen responsabilidades institucionales”, tiró.

Te puede interesar