CUANDO EL USO POLÍTICO DE LA COSA PÚBLICA PASA FACTURA, LA SALIDA ES INEVITABLE

El temor a los efectos políticos adversos, es una de las principales razones por las que los módulos habitacionales no son entregados y, al igual que cientos de viviendas que construye el IPV, esas precarias construcciones permanecen esperando a sus inquilinos, mientras se deterioran o son presas del vandalismo y del robo de sus aberturas y otros componentes.
1444782649

La política habitacional sigue siendo una de las grandes deudas pendientes del oficialismo capitalino, principalmente porque la anterior administración municipal intento construir su base política con los módulos habitacionales que el ingeniero Fernando De Vido mando a ejecutar, como una forma de dar respuestas a los vecinos inundados asentados en cercanías al río y a las lagunas que circundan la ciudad.
Cientos de esos mismos pobladores permanecen aún hoy habitando mugrientas y destartaladas chozas de cartón, lona y barro a la espera del módulo que se construye a pocos metros. Son esas mismas familias que, entre sorprendidas, desilusionadas y muy molestas, observan como esos módulos son ocupados por personas que vienen de otros lugares, sin formar parte de la lista armada originariamente para atender a los ahuyentados por las aguas y la decisión del frustrado candidato del gildismo.
Las muchas veces que la exconcejal Blanca Denis fue echada de los barrios, en medio de furiosas peleas y agresivos discursos, el adjetivo mentirosa fue el más utilizado por los violentos vecinos contra la enérgica y trabajadora arquitecta. Pero, en verdad, la mujer, al igual que su colega de banca, Cacho García, eran parte de una estrategia que no pudieron o no supieron aplicar, porque la demanda habitacional, finalmente, los sobrepaso completamente.
No resulta complejo imaginar el desenlace de un cuadro, en el que un funcionario debe distribuir un centenar de casas, en medio de un millar de demandantes ¿Cómo satisfacer a todos, o, a la mayoría, sin pagar un alto costo político? La mentira quedo expuesta, como no podía ser de otra manera, y los efectos le dieron una gran mano al actual jefe comunal, en las elecciones de 2.015.
Un exlegislador comunal, muy vinculado con la anterior gestión dio su versión del asunto: “Cuando construís mil unidades, la entrega se convierte en un verdadero problema, porque cuando crees que le solucionas el problema de vivienda a un millar de familias, por el otro lado una cantidad tres o cinco veces mayor de gente se queda con rencor porque no fue beneficiada”.
El mismo dirigente, hizo su mea culpa: “Esto ocurre cuando se da un manejo politizado de la cosa; no podes hacer política con este tipo de necesidades, el día de las elecciones la gente te pasa factura. Le ocurrió a De Vido con Cacho y Blanca y ahora le está pasando al comandado de emergencia que encabeza el gordo González”, redondeó, pasando factura.
El manejo de los módulos dejó de estar bajo la órbita municipal; ahora es responsabilidad del ministro de Gobierno, Jorge González, que volvió a dejar el área en podes de la misma gente que antes lo controlaba, cuando De Vido era el intendente.
¿Habrán aprendido la lección? Difícilmente, la respuesta surja de los mismos actores, pero el déficit de fondo permanece inalterable: hay cientos de módulos y de viviendas en todo el territorio que no se entregan; permanecen abandonados y deteriorándose, mientras los registros del IPV no dejan de inscribir a formoseños desesperados por el techo propio que no llega, pese a la promesa de “déficit habitacional 0”, para 2015, lanzada por el gobernador Insfran, en octubre de 2.013

Max Alfredo Berenfeld

Director.
Lic en Ciencias Sociales y Periodismo.
Integró 16 redacciones de medios gráficos de la ciudad de Formosa y de otros puntos de la Argentina, además de otras dos en Asunción, Paraguay.
Fue jefe de Redacción de los ultimos tres diarios en los que se desenvolvió.
Miembro de FOPEA.
Tiene 29 años de ejercicio de periodismo gráfico.
En la faz pública, se desempeñó como jefe de Prensa, del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Formosa, durante 12 años.

Te puede interesar