El rector de la UCA defendió el informe sobre pobreza

NACIONALES 16/07/2015
El director de esa casa de altos estudios, el arzobispo Víctor Fernández, le respondió al jefe de Gabinete tras cuestionar con dureza la medición que realizada.
El rector de la Universidad Católica Argentina (UCA), el arzobispo Víctor Fernández, hombre cercano al papa Francisco, le respondió al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, quien cuestionó con dureza la medición de la pobreza en el país que realizó el Barómetro de la Deuda Social, dependiente de la casa de estudios.
Según consignó la Agencia Informativa Católica Argentina, el prelado sostuvo que las cifras del informe del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, que estimó que la pobreza subió en 2014 y alcanzó un 28,7% de la población, 'no se fundamentan en una intuición o en una mera interpretación de las noticias, sino en una encuesta de casi 5.700 casos, que se repite año tras año, y así se puede ostentar el inmenso valor de ofrecer información comparativa'.
Según Víctor Fernández, los resultados del estudio 'significan un cuestionamiento a cualquier gobierno, nacional o local, porque su objetivo es poner de manifiesto y reclamar una ½deuda social" todavía no saldada'.
La UCA estimó anteayer que la pobreza subió en 2014 y alcanzó un 28,7% de la población o a 11 millones de argentinos. El ministro coordinador criticó con dureza el informe. 'No creo absolutamente nada en lo que mide este Observatorio de la UCA', apuntó. 'Es falaz, no está cerca de la realidad, y el cálculo está pésimo', aseveró antes de ingresar a su despacho de la Casa Rosada.
El rector de la UCA defendió hoy la metodología aplicada por el Barómetro de la Deuda Social y dijo que los números del estudio 'son razonables'. 'Si aplicáramos la canasta del Indec nuestras mediciones nos darían un 20% de pobres. Pero para advertir que nuestros números son razonables, y no ½vergonzosos" como dice el jefe de Gabinete, miremos nuestros datos sobre la indigencia -no la pobreza- que son del 6%', señaló. Y añadió: 'O sea que señalamos unos dos millones de indigentes: gente que a fin de mes tiene dificultades para comer, vive de changas cuando las consigue y tiene otras dificultades graves, aunque no duerma en la calle'.
'¿Alguien puede pensar que entre el gran Buenos Aires, las villas de Tucumán, Córdoba, Rosario y Mendoza no suman 2 millones en situación de indigencia?', se preguntó.

Te puede interesar