Comienza a diluirse la confianza de los bananeros hacia la gestión oficial encargada de abrir nuevos mercados

DESTACADOS 26/02/2017 Por
A 50 días del grueso de la cosecha, acecha la inquietud por las definiciones que aún no llegan mientras esperan respuestas de los encargados para garantizar la comercialización. Funcionarios locales y nacionales están en la mira. “Por ahora le estamos dando más hilo a la pandorga, pero todo tiene su tiempo, nuestra paciencia también”, graficó un dirigente.
formosa-bananas

Si bien permanece la confianza en los compromisos de los funcionarios designados para comercializar la fruta, preocupa la lentitud de las definiciones en favor de un sector, muy golpeado ante tantos años de pérdida en la producción.
Si bien es cierto que si se corta el hilo todos saben cuál será la reacción de las organizaciones sindicales campesinas; en esta oportunidad la medida será contundente y con todas las letras.
El tiempo apremia, los dirigentes y los productores están decididos a agotar todas las instancias mediante el dialogo; pero también es un hecho que no va a pasar mucho tiempo para que se tense el hilo, para decir lo que corresponde y actuar en consecuencia.
“Muchas charlas van pasando al igual que el tiempo sin logros para todas las economías de los pequeños productores, a los funcionarios los queremos en nuestro equipo y no de rivales pero nos gambetean de lo lindo y seguimos perdiendo por goleada”, parafraseó en las últimas horas en su cuenta de Facebook, Eliodoro Lezcano, titular de la filial Laguna Naineck de la Federación Agraria Argentina (FAA), marcando con claridad el termómetro de sensaciones dentro de la organización local ante este tema.
La valoración de Lezcano aparece alineada con las definiciones del Consejo Directivo Central de FAA que acaba de sesionar en Rosario.                                                                                                                                                                            “Los pequeños y medianos productores esperamos que el Gobierno nacional ponga nuestros problemas en agenda”, exigió la organización que lidera el santafesino Omar Príncipe.
Las medidas más urgentes que reclama FAA para los pequeños productores:
-Nueva Ley de Contratos Agrarios, que termine con los contratos accidentales
-Políticas de ordenamiento territorial, que promuevan la conservación del suelo.
-Ley de Semillas que garantice el uso propio de los agricultores.
-Reforma tributaria, para poner equilibrio y revertir la concentración económica.
-Precio mínimo sostén y transparentar las cadenas de comercialización.
-Seguro multiriesgo.
-Planes en ganadería, producción porcina y ovina, que alienten la diversificación.
La yerba, la fruta y otras actividades de las economías regionales, vuelven a protestar porque, aunque se evidencia voluntad para dialogar, lo que faltan son las respuestas. Es en este marco que consideró que el 1 de marzo, cuando se abra el período de sesiones ordinarias del Congreso Nacional, el presidente Mauricio Macri tiene la oportunidad de instalar en la agenda pública todos estos temas. “Hay miles de pequeños y medianos productores que esperamos políticas activas”, remarcó.
“Se trata de un modelo que nos condena a la concentración y a la desaparición de los pequeños productores, situación que reconocen las propias cifras del INASE y es alarmante”, planteó el documento final de la asamblea.
“A los pequeños y medianos productores los problemas se nos han agravado. Sigue habiendo, por ejemplo, una fuerte distorsión de precios. Y en algunos casos, hubo importación de alimentos con la excusa de combatir la inflación, en lugar de transparentar las cadenas de comercialización. Por ello decimos, que a la hora de definir políticas públicas, debe primar la sensibilidad y que la prioridad deben ser los actores más vulnerables”, agregó.
Tensa calma y nerviosa espera entre los bananeros formoseños.

Te puede interesar