“La educación es clave en el mundo laboral”

DESTACADOS 15/06/2015 Por
Con motivo de la conmemoración del “Día Mundial contra el Trabajo Infantil”, el licenciado Gustavo Ponce, punto focal de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en la Argentina, manifestó que “la educación es clave en el mundo laboral”, ya que “la trayectoria escolar de una persona incide claramente en la inserción laboral futura”.
Trabajo_infantil2

Al ser entrevistado por Radio UNaF FM 102.7, habló sobre la campaña que impulsa la OIT Argentina bajo el lema “No al trabajo infantil. Sí, a la educación de calidad”.
La iniciativa presentada por Ponce, llamada “Trabajo Infantil y Trayectorias Escolares Educativas en Argentina”, persigue el objetivo de promover reflexiones sobre cómo este problema obstaculiza, entre otros factores, el derecho a la educación de niños, niñas y adolescentes.
“El trabajo infantil en la Argentina está prohibido y son aquellas actividades que, remuneradas o no, se realizan por debajo de los 16 años y que interfieren tanto con la escolaridad como con el desarrollo en general infantil y que ponen en riesgo moralmente también al chico”, puntualizó el licenciado Ponce.
Indicó que “trabajo infantil hay en la mayoría de las cosechas, en algún segmento del empaque de algunos productos, en actividades agrícolas que son muy extendidas porque se lo ve como una cuestión más valorada positivamente, como algo formativo, y también en el ámbito urbano, en lugares vinculados a la pobreza y a la vulnerabilidad de las familias”, precisando que también “hay chicos trabajando en ventas ambulantes”.
“La situación en Argentina, y en el mundo también, si bien ha mejorado mucho desde el 2004 con respecto a la medición del 2012, hay mucho por hacer”, reconoció el delegado de la OIT.
ACCIONES
Consultado sobre qué acciones se llevan adelante para erradicar esta problemática social, respondió: “A nivel de la región hay algo que se ha gestado que es la Iniciativa Regional contra el Trabajo Infantil, donde 25 países de América Latina y el Caribe se han puesto de acuerdo en no tener trabajo infantil al 2020. Para ello se están realizando distintas acciones que tienen que ver con el intercambio de políticas, porque las buenas políticas son contagiosas realmente. Por ejemplo, como ha trabajado Ecuador con el tema de los basurales se ha replicado en otros países como Chile y Argentina”.
Puntualmente en la Argentina, precisó que “existe la responsabilidad fundamental que claramente está a nivel gubernamental, quien es el encargado de llevar adelante la política de erradicación del trabajo infantil, y en ese marco también se relaciona con las organizaciones de empleadores”.
“Se ha conformado desde el 2007 hasta a la fecha y funciona muy bien una red de empresas contra el trabajo infantil –agregó Ponce-. Y, por otro lado, los sindicatos tienen acciones muy importantes en esto. Porque no hay un solo actor que pueda erradicarlo definitivamente y de modo sostenido”.
Asimismo, hizo notar que la Ley Nº 26.390 prohíbe el trabajo infantil y protege el trabajo adolescente. Dijo que esta norma “elevó la edad mínima de admisión al empleo a los 16 años, cosa que quiere decir que un chico de 16 años sí puede trabajar, pero en condiciones de protección, sin competencia con el estudio, no en un trabajo nocturno, ni con herramientas de corte, entre otras cuestiones”.
“Además hay una normativa muy reciente que es la modificación del Código Penal, que establece no solamente una multa para quienes emplean a niños, sino una pena que constituye un delito penal y que pueden ir a la cárcel si se comprueba que hay empleadores que estén aprovechándose de niños”, acotó.
PRIMER EMPLEO
A su vez, el licenciado Ponce destacó que “realmente es todo un tema el primer empleo, que de ningún modo debe competir con el desarrollo escolar de los jóvenes. Y lo que ellos deben saber y tienen que enterarse es de sus condiciones de protección, es decir, la cantidad de horas que pueden trabajar, que deben trabajar sí o sí de modo registrado y los demás derechos que tienen para poder ejercerlos. Esta información está muy clara en la página web del Ministerio de Trabajo”.
Para finalizar, el punto focal de la OIT en la Argentina aseveró que “la educación es clave en el mundo laboral”, ya que “la trayectoria escolar de una persona incide claramente en la inserción laboral futura”.
“Por ejemplo, vemos que hay mayor predominancia de trabajo infantil en hogares donde los padres tienen bajos niveles educativos que en aquellos que tienen un nivel más alto”, afirmó, remarcando que “la valoración de la educación permite en algunos casos, si esto es posible en esa economía familiar, postergar la entrada en el mundo laboral. Cuanto más temprana es esa entrada, probablemente tengan mayores dificultades después para su inserción, sostenibilidad y tener un empleo de mayor calificación”.
Por último, instó a “apostar a la política pública. Uno como ciudadano y de modo individual puede agruparse o vincularse con las asociaciones civiles u ONGs, pero la respuesta y la modificación sustantiva de esto viene de la mano del Estado”.

Te puede interesar