“EL UNO TODAVÍA NO DECIDIÓ”

DESTACADOS 30/03/2017
Fue la reacción de un funcionario del Ministerio de Economía, tras ser consultado por un sindicalista del ala oficialista sobre un aumento salarial para los empleados públicos de la administración provincial. Acá, de cada $ 100 de las arcas públicas, casi 37,8% se destinan al pago de personal del Estado provincial
Ampliar
Un distendido Insfran habla con un integrante de una comparsa de los corsos capitalinos.

En los últimos años, marzo se convirtió en escenario de anuncio de una medida siempre muy aguardada por los casi 90 trabajadores públicos, que en promedio no suman más de 7.000 pesos mensuales.
En las últimas semanas, los falsos anticipos de porcentajes, fechas y modalidades del aumento ganaron las oficinas y las calles de la ciudad.
En los círculos sindicales más cercanos al poder político se habla con insistencia de un incremento de un porcentaje menor al 25 a pagarse con el sueldo de marzo que ya comenzó a abonarse. En este caso, la suba podría pagarse durante el mes de abril, aunque también se especula con liquidarlo junto con el sueldo de mayo.
Dentro del mismo grupo, también se especula con un 35% repitiéndose lo ocurrido el año pasado, cuando Insfran dispuso la medida que se amortizó en tres tramos. Pero, por ahora, solo puras conjeturas.
Todo depende exclusivamente del gobernador, para lo cual su valoración sólo pasa por sus fines políticos. En Formosa no hay paritarias ni diálogos para este tipo de decisiones. El anuncio de cada aumento, con el gobernador rodeado de sindicalistas ultra obsecuentes sirve, tal vez, para armar un escenario de consensos tan simbólico como vergonzoso.
Un gremialista de este medio fue consultado sobre el aumento. “El uno todavía no decidió”, fue la respuesta recibida a través de Whatsapp. Y aclaró: “Esa fue la respuesta que nos dio un alto funcionario del Ministerio de Economía”.


LA REALIDAD ALDEANA
Acá, de cada $ 100 de las arcas públicas, casi 37,8% se destinan al pago de personal del Estado provincial. Con ese número, Formosa se ubica entre los distritos que menos recursos públicos destinan al pago de sueldos de empleados estatales. Santiago del Estero (31%) y San Luis, la provincia con menor incidencia del gasto público en personal (30%), se ubican detrás de la provincia que administra Gildo Insfran.
El dato sale de un informe del Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), organización independiente, apartidaria y sin fines de lucro.
En algunas provincias, el empleo público llega a concentrar hasta 60% del total de trabajadores registrados. Es el caso de buena parte de las provincias del norte como Formosa o Catamarca, donde “el Estado paga mejor que el sector privado, con lo que el impacto fiscal de esta sobreabundancia (de empleados públicos) es aún mayor”, de acuerdo con Félix Piacentini, director de la consultora NOAnomics, en uno de sus informes
Las consecuencias de este fenómeno son varias, y en ello entra también en juego los salarios que paga el Estado. “Esto ciertamente termina convirtiéndose en un desincentivo para la generación de empleo privado sustentable en el tiempo, no sólo porque un gasto creciente en personal estatal implica un sendero ascendente de la presión fiscal en todos sus niveles para financiarlo, afectando la actividad económica y dejando en el camino la factibilidad de muchos proyectos de inversión, sino también porque al pagar mejores salarios el Estado termina compitiendo y ganándole al sector privado por muchos recursos humanos que prefieren una remuneración más alta y condiciones laborales más laxas”, advierte NOAnomics. En muchos casos, la brecha entre el salario público y el privado, llega a ser de más de 25% en favor del primero.

Te puede interesar