Luego de 34 años en el poder, la respuesta del PJ sigue siendo la olla popular para mitigar el hambre

El formoseño debería repensar su presente y futuro. Luego de tanto tiempo bajo el mismo signo político, la solución a la problemática social es promover comederos públicos o merenderos barriales. Aun así no se genera una corriente de reclamos para que, como en el caso del IASEP, que se financia con aportes obligatorios de todos los trabajadores, brinde un mejor y más digno servicio.
Un referente del intendente municipal Jorge Jofré ofrece un merendero a un grupo de vecinos en un barrio de la zona sur de la ciudad.

¿Qué 20 años no es nada? Más allá de la simbología de la vetusta frase, en la vida cotidiana y para el caso de los formoseños las últimas dos décadas vienen con cargas y consecuencias, algunas positivas y otras a las que hay que buscarlas en el final del glosario de los antónimos.
Entre las de primer orden pueden incluirse las obras públicas: escuelas y hospitales, viviendas y redes viales y de energías: pero solo eso no alcanzó para asegurar el bienestar de todos. De ninguna manera
Desde l983 hasta nuestros días, representó la suma de ejercicio del poder para el Partido Justicialista; más de tres generaciones que solo conocen de una forma de gestión de gobierno, identificada con un único partido político, curiosamente que sostiene como uno de sus principales fundamentos la construcción o afianzamiento de la justicia social.
Y pasaron más de 30 años, y los últimos 20 con la presencia y continuidad en el ejercicio del poder de la misma persona, desde 1995. Bajo su conducción más de dos generaciones vivieron y viven los efectos de las mismas políticas sociales y económicas. Precisamente, en lo social, es donde existe un verdadero agujero negro. La realidad lo refleja en forma palmaria: en pleno siglo 21 y luego de más de tres décadas de gobierno Justicialista, en Formosa, se plantea como solución a la creciente asimetría social, por la profundización de la marginalidad de miles de formoseños, la instalación de comedores, ollas o merenderos en los barrios de la periferia. Deplorable.
A ello se agregan las últimas medidas tomadas por el gobernador Insfran, que profundiza la precarización social de los empleados públicos, con cambios groseros en la Ley de Jubilaciones, luego con la eliminación de adicionales por esposas; por doble escolaridad y; el de cursado de estudios nivel superior. También lo que correspondía por familia numerosa. Todo un combo de quita de beneficios, a lo que suma el desfinanciamiento de la obra social IASEP, que incluso condiciona y los afiliados a transitar por un sistema complejo de burocratización en los tramites, al extremo que más de un afiliado hasta tuvo que amenazar con encadenarse frente al edificio del organismo para que le dieran respuesta a su carencia de medicina.
A esas situaciones, de por si alarmantes, se suman la desidia de algunos funcionarios de la propia obra social que se desentienden de las urgencias de los afiliados hasta para el simple trámite de obtención del carné, al que debe acceder en forma inmediata de acuerdo con la ley. En ocasiones deben realizar largas y agotadoras colas, situación que se agrava si dependen de algún municipio, porque los municipales deben, para por un trámite que debiera ser sencillo, esperar hasta después del 20 para acceder a los servicios porque su vínculo administrativo parece integrar la lista de los empleados públicos de tercera o cuarta.
Aun así los no se animan a generar una corriente de reclamos para que al menos la institución que se financia con aportes obligatorios de todos los trabajadores brinde un mejor servicio.
La comunidad formoseña en su conjunto debería repensar su presente y futuro. Luego de más de 30 años de gobierno de un signo político, la solución a la problema tica social es promover ollas o merenderos barriales.

Max Alfredo Berenfeld

Director.
Lic en Ciencias Sociales y Periodismo.
Integró 16 redacciones de medios gráficos de la ciudad de Formosa y de otros puntos de la Argentina, además de otras dos en Asunción, Paraguay.
Fue jefe de Redacción de los ultimos tres diarios en los que se desenvolvió.
Miembro de FOPEA.
Tiene 29 años de ejercicio de periodismo gráfico.
En la faz pública, se desempeñó como jefe de Prensa, del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Formosa, durante 12 años.

Te puede interesar