Un ministro con los cables pelados…

Cualquier alusión al mote con que, en muchos círculos, es conocido el ministro nacional formoseño no es pura coincidencia. Reeditando una personalidad compleja y sin lugares para grises, este viernes arremetió con vehemencia contra un conocido dirigente del radicalismo; le recriminó su participación en una medida de fuerza del año pasado, encarada por bananeros del norte formoseño.
20170408113243ae039a90e4c6ca7d523c1cddc54faeaa

El operativo nacional “Argentina con Vos” alcanzó su mayor número de visitantes este viernes en Laguna Blanca, la propia tierra del gobernador Insfran. Los principales referentes del radicalismo provincial, con cargos nacionales, Ricardo Buryaile y Luis Naidenoff participaron de las actividades, imponiendo un claro perfil político a la agenda.
En la previa hubo una fuerte movida política, lanzada desde el propio Gobierno provincial, obviamente con la silenciosa anuencia del conductor kirchnerista local. Incluyó el uso de distintas versiones comunicacionales de Internet, pero sobre todo de Whatsapp donde un texto pidió no participar del programa que acerca a los pueblos servicios de organismos nacionales.
Pero la intención oficialista tuvo un claro efecto boomerang; se distribuyeron poco más de 1.200 turnos de atención; todo un número que contrasta con el texto utilizado para intentar boicotear el operativo que, por otra parte, confirmó la enorme necesidad de los ciudadanos de recibir las prestaciones, sin mediar compromisos políticos.
Una conocida capilla cedió su enorme galpón para que los organismos nacionales armen sus stands y ofrezcan sus servicios. Para que este escenario fuera posible mucho tuvo que ver la gestión del exdiputado provincial y exconvencional constituyente, además de reconocido dirigente del radicalismo de Laguna Blanca, Carlos Cantón, hoy metido de lleno al campo. Pero también el maduro criterio del padre Luis Canecin fue clave, aunque se trata de un religioso conocido por su permanente lucha en favor de los sectores más vulnerables; e incluso por su postura muchas veces confrontativas contra determinados sectores del Gobierno provincial.
Poco después del mediodía, mientras el ministro Buryaile permanecía sentado en los fondos del galpón dialogando con los numerosos vecinos que no terminaban de agolparse para saludarlo, dialogar y, como es frecuente en estos casos, para hacerle algún pedido, Carlos Cantón se sentó en una silla contigua.
Entre sorprendido y malhumorada, Buryaile abrió una parte, no muy reconocida, de su personalidad: “Sos un hdmp, que haces acá; a los tres meses de asumido me cortaste la ruta con los de la Federación Agraria”, espetó el colaborador de Macri, mientras unas veinte personas observaban azoradas la reacción. Muchas de ellas confirmaron el suceso y dieron precisiones del empellón verbal.
“Estaba fuera de sí y hablaba tan fuerte como seguro y molesto”, dijo una mujer que fue al operativo para integrar el esquema organizativo.
Cantón lució desconcertado, pero enseguida respondió, justificando la medida de fuerza que tanto afectó a Buryaile. “En ningún momento se desanimó, pero estaba mucho más calmado y equilibrado (que el ministro)”, apreció la informante.
“Qué medida gremial ni apoyo federado, eso fue político y vos sabes bien quien bajó la orden para el corte; porque a mí me hicieron el corte de ruta”, arengó Buryaile, meneando el dedo índice de la mano derecha, en clara postura de mando.
La misma mujer agregó que se acercaron dos personas y alejaron al ministro de la escena, que entonces lucía casi desenfrenado.
Cantón fue consultado por este medio y si bien reconoció lo sucedido, se limitó a explicar que se acercó “al ministro para entregarle un sobre, a pedido de una vecina de Laguna Blanca que no se animó a hacerlo”.
Para quienes frecuentan el mundillo neurálgico del radicalismo y se ufanan de conocer a las cabezas de ambos sectores, vieron en la reacción del funcionario nacional a un hombre intranquilo porque, a pocas semanas de decidir candidaturas aun no puede definir su próximo rumbo político: candidato a senador o continuidad en el ministerio; para lo primero debe lidiar en una interna ante Luis Naidenoff que aspira a la reelección, para lo otro depende exclusivamente de una orden presidencial, aunque para pugnar por el Senado también.
Muchas de las reacciones de Buryaile tienen que ver con el perfil lineal que tiene de lo político. Solo concibe el “a favor” o “en contra” y, con esa mirada se muestra más prepotente que conciliador; e incluso parece no atender el rol de funcionario nacional que detenta, lo que debería ser su sustento para que su paraguas cobije midiendo sus funciones institucionales, por encima de los objetivos políticos personales.

Max Alfredo Berenfeld

Director.
Lic en Ciencias Sociales y Periodismo.
Integró 16 redacciones de medios gráficos de la ciudad de Formosa y de otros puntos de la Argentina, además de otras dos en Asunción, Paraguay.
Fue jefe de Redacción de los ultimos tres diarios en los que se desenvolvió.
Miembro de FOPEA.
Tiene 29 años de ejercicio de periodismo gráfico.
En la faz pública, se desempeñó como jefe de Prensa, del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Formosa, durante 12 años.

Te puede interesar