El EPP volvió a atacar en el norte de Paraguay y mató a tres policías

INTERNACIONALES 18/07/2015 Por
Los fallecidos se suman a otros dos agentes asesinados el domingo pasado en la misma zona. El presidente Horacio Cartes adelantó su regreso tras haber participado en la Cumbre del Mercosur
0013020880
El ministro paraguayo del Interior, Francisco de Vargas, atribuyó al grupo armado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) el asesinato de tres policías ocurrido este viernes en el departamento de San Pedro, una de las zonas rurales más pobres de Paraguay.
Los tres fallecidos se suman a otros dos agentes asesinados el pasado domingo en la misma zona, lo que supone un total de 29 muertes de civiles, policías y militares atribuidas al EPP desde que Horacio Cartes asumió la Presidencia de Paraguay en agosto de 2013. El mandatario adelantó su regreso tras haber participado de la Cumbre del Mercosur.
"Están tratando de evadir donde la Fuerza de Tareas Conjuntas (FTC) tiene mayor presencia, el modus operandi es buscar los lugares más vulnerables y los puestos policiales que están más desprotegidos", declaró en rueda de prensa poco después del atentado el ministro del Interior paraguayo, Francisco de Vargas.
Tres policías fueron encontrados muertos por disparos y su camioneta incendiada en un camino rural cercano a una localidad situada a unos 250 kilómetros al norte de Asunción. Los hombres fueron hallados tendidos en el suelo cerca de su vehículo en llamas que había sido acribillado con más de 100 disparos, según el ministro.
"Esta escalada de ataques, esta reacción, obedece a una acción clara del Gobierno en la zona de influencia, no debemos perder de vista aunque los resultados no están a la altura de lo que deseamos", dijo.
Los fallecidos circulaban en la colonia Yaguareté Forest, una localidad que pertenece al distrito de Santa Rosa del Aguaray, departamento de San Pedro, tras haber recibido un pedido de auxilio.
El hecho ocurrió a menos de 25 kilómetros del lugar donde otros dos policías fueron acribillados el pasado domingo.
San Pedro es, junto con Concepción y Amambay, uno de los tres departamentos del centro y nordeste del país donde el Gobierno asegura que el EPP tiene sus "zonas de influencia".
Es una de las regiones de tradición campesina más empobrecidas del país y con menos presencia del Estado, cercana a la frontera con Brasil, donde también discurre la ruta que mueven el 80% de las 30.000 toneladas de marihuana que los narcotraficantes producen en Paraguay.
El primer ataque del EPP durante el mandato de Cartes ocurrió dos días después de su jura del cargo, el 17 de agosto, y en él fallecieron cinco guardas de seguridad de una hacienda ganadera de propiedad brasileña en Tacuatí, en la frontera del departamento de San Pedro con el de Concepción, uno de ellos era además un policía en activo.
A los pocos días el Gobierno logró que se aprobaran enmiendas a la Ley de Defensa Nacional para enviar de inmediato fuerzas militares a la zona donde presuntamente opera este grupo.
Cartes creó la Fuerza de Tareas Conjuntas, con policías, militares y agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) desplegados en la encrucijada de los tres departamentos desde entonces.
Al menos 12 presuntos guerrilleros han sido abatidos por las FTC, que también ha sufrido media docena de bajas.

Te puede interesar