Hipertensión arterial: una enfermedad silenciosa que sufren tres de cada diez argentinos

NACIONALES 17/05/2017
Es una afección crónica, caracterizada por el aumento de la presión que ejerce la sangre sobre la pared de las arterias al circular por el sistema cardiovascular. En nuestro país, el 34,8% de la población es hipertensa.

La Hipertensión Arterial (HTA) es una afección asintomática que constituye uno de los principales factores de riesgo de enfermedad cardiovascular y coronaria, insuficiencia cardíaca y renal, entre otras. El sedentarismo, la sal y el estrés son los principales causantes de ésta patología.
Más del 90% de las hipertensiones no tienen causas definidas, por lo que se las denomina “esenciales”. Además, existen factores condicionantes de “hipertensión secundaria”, originados en el tabaquismo, la obesidad, las tensiones de la vida cotidiana, o incluso en las glándulas suprarrenales y riñones. La HTA constituye la principal causa de muerte prematura y la segunda causa de discapacidad por enfermedades no transmisibles como el infarto, los accidentes cerebro vasculares, la insuficiencia cardíaca y la insuficiencia renal.
Desde Fundación Barceló, sostienen que hay algunos causantes como la herencia genética, los problemas suprarrenales y de tiroides, y el envejecimiento que no pueden regularse. Sin embargo, afirman que “la Hipertensión Arterial puede prevenirse trabajando sobre aquellos factores de riesgo posibles de ser modificados, tales como el tabaquismo, falta de actividad física, ingesta de altos niveles de alcohol, alimentación con exceso de sal, obesidad, falta de vitamina D, calcio, potasio y manganeso”.
Además, desde la institución explican que en la mayoría de los casos la hipertensión no puede curarse, pero puede controlarse. Las personas que sufren esta patología, deben seguir un tratamiento regular de por vida para bajar la presión y mantenerla estable. Generalmente, además de las pastillas para el tratamiento de la hipertensión, los pacientes deben seguir una dieta para perder peso, evitando el abuso de consumo de sal y haciendo ejercicio con regularidad.
Considerando que la hipertensión leve generalmente no presenta síntomas y que la detección temprana ayuda a combatir la enfermedad en nuestro país, la Facultad de Medicina de la Fundación invitó a la sociedad a realizarse diagnósticos tempranos para prevenir y realizar el tratamiento indicado según cada caso.

Te puede interesar