Una empresa del ministro Décima le vende el servicio de diálisis a hospitales públicos de Formosa

LOCALES 23/05/2017
Uno de sus dos socios es director del área de trasplantes y de la unidad de cardiología y cirugía cardiovascular del Alta Complejidad. El chiche está registrado como propiedad del mismo funcionario y de otros dos médicos. Extrañamente, no registra empleados, con lo que se conjetura que personal perteneciente a las salas públicas estaría cubriendo la tarea de la empresa privada.
1471484987

El ministro de Desarrollo Humano, José Luis Decima, es propietario de la firma Equipalmed, con CUIT 30-71052906-6, inscripta el 5 de febrero de 2002 en la Ciudad Autónoma Buenos Aires, con la que le presta servicios de diálisis a cientos de enfermos renales que asisten a hospitales públicos de Formosa.
Se trata de una sociedad compartida con los doctores Guillermo Bortman y Ramón Antonio Piazza. El primero es un groso, si se lo mide por su formación académica: director de Trasplantes y Unidad de Cardiología y Cirugía Cardiovascular Hospital de Alta Complejidad “Juan Domingo Perón” de Formosa y jefe y director de innumerables servicios del Sanatorio Trinidad Mitre de la Capital Federal. Sin embargo, adquirió gran popularidad como director médico del Club Atlético Boca Juniors. Su currículo como su formación de grado y especializaciones son tan extensas como extraordinarias que, de citarlas, se desvirtuaría el objetivo periodístico de este texto que es demostrar como un ministro no para de acrecentar su cuenta bancaria con dineros del erario público, utilizando mecanismo vedados por la legislación.
Decima controla política y administrativamente varias áreas del Estado provincial, entre ellas el Hospital de Alta Complejidad y Laformed, para lo cual, dispone de una red de ávidos contadores, donde sobresale la figura de Oscar Kraupner como una especie de comandante de todo el millonario presupuesto asignado a la salud pública. Extrañamente, Kraupner no aparece en la lista de funcionarios, aunque los empleados de Laformed no dejan de jurar que el padre del contador que tomó vuelo público hace pocos meses por un asalto a su céntrico estudio, presta servicios en el laboratorio provincial ubicado en el Parque Industrial.
Pero la confianza de Décima también podría tener que ver con un vínculo familiar armonizado hace pocos años, entre los hijos del doctor y del contador.
Empero, quienes frecuentan la mesa chica de las grandes decisiones del cerrado grupo, identifican a Roberto del Río, responsable de la administración del Alta Complejidad y al propio Kraupner como los cerebros de la matemática que le permite al director de la salud publica formoseña acrecentar su salario – no llega a los 80.000 pesos mensuales - a niveles planetarios.
Son los mismos contadores varias veces citados por profesionales, proveedores y empleados como armadores de fantasmales empresas para vender lo que sea necesario a las áreas que controla el ministro Decima.
Por estas semanas, ganaron la calle, las continuas reuniones con propietarios de varias droguerías de la región que vienen reclamando deudas varias veces millonarias al Estado provincial. “Hay voluntad política de pagar, pero ahora con Macri todo esta difícil”, reveló el administrador local de una droguería extraprovincial que intenta recuperar, al menos una parte, de los casi 20 millones de deuda. “Quieren el 30%, y en varias cuotas, para el pago, pero eso sería hacer un arreglo a sabiendas de que ni siquiera estaremos recuperando el capital invertido”, precisó, con bronca y frustración el ejecutivo consultado.

SERVICIO EXCLUSIVO
La semana pasada, hubo una fuerte movida de enfermos renales en Clorinda porque el ministro Decima no habilitaba el Centro de Diálisis Fressenius para oxigenar las actividades que presta Equipalmed, contratada con ese propósito por el Ministerio de Desarrollo Humano.
Alejo Cardozo, conocido agente de transporte aduanero de la segunda ciudad, había asegurado que el Hospital Arnedo de Clorinda no tiene la capacidad para brindar el tratamiento a todos.
“Esos enfermos son crónicos y se dializan 3 ó 4 veces por semana, el hospital no tiene la capacidad para dializar a todos los pacientes, que además de ello tienen la asistencia de lunes a lunes de los nefrólogos del Fressenius en caso de descompensación, ya que son internados en terapia intensiva, lugar con el que el hospital Clorinda no cuenta”, afirmó para agregar que “no quieren habilitar el Centro Privado Fresenius Center porque quieren monopolizar el servicio de diálisis en el hospital con la empresa Diálisis Finaer de Buenos Aires, cuya directora es la Dra. Petroni, y son los que vienen 3 veces por semana a realizar el servicio de diálisis. Es una empresa privada o una fundación, como quieran llamarla. Estimo que estará contratada por el MDH”.
También se interrogó si “la empresa ‘Equipalmed’ que presta servicios en el Alta Complejidad, tiene personería jurídica, así como el ministro Décima quiere exigir a Fressenius. Esta última, una empresa que está en todas las provincias del país”, a lo que agregó: “¿Cómo la Dra. Jorgelina Natalia Petroni puede ser director médico del Diálisis Finaer en Formosa y también en el Hospital Clorinda? No es una traba burocrática esto, es una traba comercial”, consideró Cardozo para sumar que “la Dra. Nélida E. Ramírez está habilitada por el INCUCAI.

¿OSADIA, IGNORANCIA O PREPOTENCIA?
El ministro Decima, incurriría en el delito de “negociaciones incompatibles con el ejercicio de la función pública”, que se da cuando un funcionario público interviene en un negocio tratándose a si mismo por un beneficio económico. Pero también podría estar el “abuso de autoridad” e “incumplimiento de los deberes de funcionario público”
El Art. 265 del Código Penal, referencia con claridad el delito que parece encajar con estas actividades del funcionario de Gildo IKnsfran.
En el registro de Rentas, Equipalmed no denuncia empleados. Muy extraño en una empresa de servicios, donde la presencia humana es la base de la contraprestación, con lo que se conjetura que personal perteneciente a salas públicas estaría cubriendo la tarea de la firma privada.
¿Cómo reaccionará Daniel Angelici, el empresario, abogado y presidente de Boca Juniors cuando se entere en los negociados que anda el director médico de la entidad?; sobre todo teniendo en cuenta su cercano vínculo con el presidente Mauricio Macri que prometió una batalla frontal y sin concesiones a los dineros públicos mal habidos.

Te puede interesar