Amnistía Internacional alertó por la detención de Agustín Santillán, "el preso político" de Insfrán

LOCALES 28/05/2017 Por
El organismo le pidió al gobierno provincial "reanudar el diálogo" con el líder de la comunidad wichí. No se le pudo probar ningún delito.
agustin

A la tensa relación entre el gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, con las comunidades indígenas se sumó en las últimas horas Amnistía Internacional, que solicitó la inmediata liberación de Agustín Santillán, líder de la comunidad wichí. El hombre, señalado como "el preso político" del gobernador, está detenido desde el 14 de abril.
El organismo envió una carta al mandatario provincial para transmitir su preocupación por la situación de Santillán, sobre quien pesa una prisión preventiva por una causa en la que no participó, y espera su liberación.
Agustín era docente de una escuela pública. Preocupado por las carencias que padece su comunidad, lideró distintas protestas contra el gobierno de la provincia de Formosa por el reconocimiento de sus derechos.
De esa forma se convirtió en el líder de la comunidad wichí en una tierra muy hostil para los indígenas: el cacique de la comunidad qom Felix Díaz ya es todo un referente a nivel nacional por el mismo reclamo en esa provincia: el reconocimiento territorial.
La preocupación de Amnistía Internacional por la situación de Santillán se debe a que desde el año 2008 "se le armaron" veinte causas penales diferentes, varias por desacato a la autoridad.
Hace un mes fue detenido por un hecho en el que no participó: la comunidad wichí apedreó y tomó la municipalidad. A pesar de que el gobierno nacional le puso un abogado defensor, tal como la ley lo exige, espera aún su liberación. No se probó ninguna de todas las causas que se le imputan.
Marina Belski, directora ejecutiva de Amnistía Internacional Argentina, contó a TN que desde hace cuatro años hacen relevamientos acerca de la conflictividad indigena en el país. Formosa es la provincia que más problemas tiene al respecto.
"Amnistía ve como un patrón, desde hace muchos años, que a estas comunidades vulnerables, con marcada desigualdad en el acceso a todo, los gobiernos hagan uso de la herramienta penal para amedrentar, censurar y callar el reclamo de los pueblos originarios", comentó Belski. "Por eso motivo decidimos intervenir una vez más", agregó.
"Para el Derecho Internacional, quien responde ante los Organismos Internacionales de Derechos Humanos es el Estado Nacional, y el argumento del federalismo no es relevante para Naciones Unidas", resaltó la directora ejecutiva de Amnistía.
La razón de reclamar una solución de la situación de Santillán al Estado Nacional es, según indicó Beski, que "al suscribir la Argentina a Tratados Internacionales, se compromete como responsable de lo que pase en tu país".

Te puede interesar