Buryaile pone un hombre suyo y achica el ministerio

NACIONALES 08/06/2017 Por
El ministro de Agroindustria, logró imponer un funcionario del riñón propio para el área de Agricultura Familiar, luego de más de cuatro meses sin funcionarios a cargo luego de la salida de Oscar Aleotti, y achicará la estructura de la cartera para cumplir con los mandatos del ministro de Modernización, Andrés Ibarra. La medida, además, confirma la permanencia en el cargo del formoseño.
1484605746687

El nuevo subsecretario de Agricultura Familar es el correntino Juan Manuel Pomar, un radical que viene de trabajar en el Gobierno provincial de su provincia. Pomar llega a Buryaille por recomendación de un amigo del ministro, el actual titular de la cartera de Producción de Corrientes y militante histórico del radicalismo, Jorge Vara.
Pomar se hace cargo del área, que pasará a ser subsecretaría y a depender del actual secretario de Desarrollo Territorial, Santiago Hardie. Esos cambios incluyen una reducción en el área de Agricultura Familiar y la eliminación de la subsecretaría de Coordinación Institucional, a cargo de Martín Galli, un hombre que viene de los equipos técnicos de la Fundación Pensar.
Con la designación de Pomar, Buryaile coloca en un área sensible un hombre de su confianza, luego de haberse hecho cargo de la conducción de la cartera con un equipo ya armado, que en su mayoría proviene de los equipos técnicos de aquel think tank macrista.
Desde diciembre de 2015, el ministro logró avanzar con la designación de varios funcionarios cercanos a él, como Marcelo Rossi en el área de Control Comercial.
Los cambios incluyen, además de la designación de Pomar y la salida del subsecretario Galli, la eliminación de las subsecretarías que estaban en el área de Agricultura Familiar y de varias coordinaciones y direcciones. Según fuentes del ministerio, los cambios en la estructura permitirán ahorrarle al fisco más de 300 mil pesos por mes en sueldos, en sintonía con la intención del Gobierno de reducir el déficit fiscal.
Los cambios ya fueron aprobados por el Ministerio de Modernización, que funciona como una especie de gerencia de Recursos Humanos del Estado.
Por ahora, no está previsto que haya ningún despido en Agroindustria porque “hay muchos trabajadores que se están jubilando, lo que permite que todo esté en orden con los pedidos de Ibarra”, destacaron.                                   El acceso de Pomar no hace más que confirmar la permanencia de Buryaile al frente de Agroindustria, una de las exigencias del formoseño a Macri para seguir integrando el gabinete y rodeándose en su área con hombres de su confianza.

Te puede interesar