Saliva reclamó la habilitación de la nueva sede policial de Güemes

LOCALES 08/06/2017 Por
La demora es una conducta que se repite con decenas de obras públicas que encara el Gobierno provincial, en gran parte de la geografía formoseña. Un derruido edificio, plagado de huecos en los techos, humedecidas paredes, destartaladas aberturas y un precario tendido eléctrico, sirve de oficinas a la comisaría del lugar.
IMG-20170605-WA0037
En recuadro la destartalada Casa de la Solidaridad donde funciona la comisaría; la imagen central con Saliva de fondo, expone a la nueva sede.

El diputado provincial, Robustiano Nene Saliva salió a reclamar la inmediata habilitación de la nueva sede policial de General Güemes, tras dos años de concluida su edificación. Entretanto, los pocos policías encargados del orden público desarrollan su trabajo administrativo en el interior de la Casa de la Solidaridad de la localidad, en medio de muy precarias condiciones edilicias.
“Los vecinos me sorprendieron con el pedido, confirmado poco después por los propios efectivos”, dijo el activo parlamentario del Frente Renovador de Formosa.
“Fui hasta el lugar donde funciona la comisaría y me encontré con un lugar lamentable; y peligroso para sus propios moradores y para los vecinos acuden a el en busca de respuestas: los techos de tejas para nada impiden que la lluvia ingrese al interior, donde la instalación eléctrica recorre las humedecidas paredes en condiciones completamente ordinarias; lo mismo ocurre con las aberturas de madera que muestran a las claras el paso del tiempo sin mantenimiento. Es decir que las condiciones de trabajo para los efectivos es lamentable”, describió.
“Todo contrasta con la nueva sede policial, un imponente y moderno edificio que hace dos años espera ser habilitado”, sostuvo.
“Esto de obras públicas finalizadas y abandonadas forman parte de un amplio paisaje en los pueblos formoseños; lamentable e inentendible por cierto”, consideró.
“La falta de gestión es otro aspecto que debe ponerse en la columna del debe en Güemes; un funcionario policial me hizo notar lo beneficioso que sería que alguna de las muchas motocicletas estacionadas en los patios sean puestas bajo custodia judicial a la comisaría para un sinfín de gestiones que todos los días deben efectuar en el pueblo mismo y los alrededores. Un oficial me graficó lo que ocurre, al precisar que con lo que un automóvil usa de nafta en un viaje a Clorinda, consume todo el dinero previsto para el mes; de ahí la importancia de contar con motos”, reafirmó.

 

Te puede interesar