Pillan al gerente de Ciudad de Formosa en un auto con celulares ingresados ilegalmente, valuados en 103 mil pesos

LOCALES 12/06/2017 Por
No pudo vulnerar los controles aduaneros, establecidos poco después del puente internacional San Ignacio de Loyola, en territorio argentino. Los agentes descubrieron, debajo de los asientos del vehículo que lo transportaba junto con otras dos personas, el cargamento con los equipos de alta tecnología.
IMG-20170612-WA0017
El costoso cargamento incautado en Loyola en el auto que tripulaba Termite que aparece en el recuadro.

El gerente de la empresa Ciudad de Formosa, Juan Pablo Termite, intentó este lunes, meter ilegalmente al país, un total de nueve celulares de punta, valuados en poco más de 100 mil pesos, aunque con seguridad en el país vecino pagó una suma considerablemente inferior.
El conocido ejecutivo de la transportista, cuya continuidad en la capital provincial está muy cuestionada, tripulaba un Volkswagen Surán, chapa JKN-795, que era conducido por José Luis Tissera, supuestamente empleado de Ciudad de Formosa. Una joven mujer, de 23 años, también formó parte del grupo de viajeros.
Aunque no pudo establecerse con precisión, aparentemente el auto figuraba a nombre de la firma donde trabaja junto con su padre.
El cargamento de celulares, con sus respectivas cajas selladas, de origen extranjero estaba debajo de los asientos delanteros, y se componía de seis Samsung Galaxy, cuatro J7 y dos S8, valuados, por unidad, en 6.000 y 20.000 pesos, respectivamente. Además, los inspectores encontraron un IPhone 6S de 64 gb., por el que se paga unos 15.000 pesos en nuestro país; un Iphone7 plus de 128 gb., que ronda los 25.000; y un IPhone 5S de 16 gb. el que se ofrece en 8.000 pesos.
Esta mercadería, en Argentina ronda los 103. Pesos, pero en Paraguay pudo haberse pagado un poco más de la mitad de esa suma.                                                                                                                                                                   La hipótesis que pudo hilvanarse plantea que Termite, de 37 años de edad y domiciliado en el barrio Libertad de Formosa, pretendió meter los celulares para hacerse una diferencia dineraria teniendo en cuenta el desequilibrio existente entre el guaraní y el peso argentino.
De todos modos, se supo que Termite se defendió ignorando completamente cualquier responsabilidad en la infracción aduanera, planteando que sólo se limitó a aceptar el ofrecimiento del viaje para lo cual pagó por el servicio. En los próximos días, el ejecutivo deberá justificar su presencia en el vehículo y desligarse de los cargos que hoy le imputan.

Te puede interesar