El campo y los radicales resisten la idea de fusionar Agroindustria con Producción

NACIONALES 13/06/2017 Por
La posibilidad concreta de que el ministerio que conduce Ricardo Buryaile vuelva a tener rango de secretaría después de las elecciones de octubre encendió luces de alarma entre funcionarios del área, dirigentes rurales y productores. Hay críticas a la idea de quitarle el rango a esa cartera.
591dfc7b81e5b_660_360!

En diálogo con La Política Online, el presidente de Federación Agraria (FAA), Omar Príncipe, dijo que adoptar esa medida sería "claramente un error" del Gobierno nacional en función de la importancia que tiene el sector agropecuario.
"Somos la producción más importante del país, no sólo por los números económicos, sino también por el equilibrio social. Dejar a este sector sin la representación de un Ministerio público nacional sería claramente un error", advirtió Príncipe.
Por su parte, Raúl Robín, presidente del área de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), comentó que "la fusión de Agroindustria con Producción llevaría las problemáticas del sector a foja cero".
"Convertir al Ministerio en Secretaría producidría que las economías regionales pierdan fuerza, representatividad y atrasaría todo lo desarrollado y hablado en temas clave como la Ley Pyme", advirtió Robín a este medio.
Los versiones fueron creciendo en los últimos días a partir del pedido del presidente Mauricio Macri de reducir el número de ministerios, el más amplio de la historia argentina (actualmente hay 23), para reducir el gasto público.
Al parecer el jefe de Gabinete, Marcos Peña, le encomendó al encargado del área económica, Gustavo Lopetegui, que Agroindustria pase a formar parte de la estructura del Ministerio de la Producción que conduce Francisco "Pancho" Cabrera.
Estos rumores tomaron fuerza, además, por la intención de los estrategas de campaña de Cambiemos para que el ministro Ricardo Buryaile se presente en las legislativas en la provincia de Formosa donde buscan destronar al gobernador Gildo Insfrán.
Sin Buryaile en el ministerio, empezaron a sonar algunos nombres de los eventuales reemplazantes en lo que sería la nueva Secretaría de Agroindustria dependiente de Producción después de las elecciones de octubre.
En este sentido, los radicales -que quieren conservar el liderazgo en esa cartera- impulsan al diputado tucumano y actual coordinador del Programa "Cambio Rural", Juan Casañas (que proviene de AACREA y se inició en política en la UCR).
El tema es que a Buryaile se lo ha escuchado en algunas oportunidades mencionar al también formoseño y presidente del INTA, Amadeo Nicora, un funcionario que, además de ser su primo, es de plena confianza del ministro de Agroindustria.
Lo cierto es que el ministro no pasa por su mejor momento político después de que haya trascendido un reto de Macri a su ministro en una reunión de seguimiento por la interminable crisis de los productores de peras y manzanas de Río Negro.
En tanto, como era de esperar, también suenan algunos nombres a nivel interno para hacerse cargo de lo que sería la Secretaría: el reemplazante natural es el secretario Ricky Negri enfrentado a Buryaile desde el inicio de la gestión en diciembre de 2015.
También hay otros funcionarios que fueron ganando espacios y que cuentan con respaldo interno en el Ministerio como el secretario de Valor Agregado, Néstor Roulet, y el secretario de Emergencia Agropecuaria, Santiago Hardie.
Por su parte, otro de los nombres que siempre están instalados es el del presidente de la Sociedad Rural (SRA), Luis Miguel Etchevehere, quien, en caso de no competir en Entre Ríos, se habla que lo seduciría la posibilidad de un cargo en el Gobierno.
De todos modos, algunos en la Casa Rosada aseguran que quitarle el rango de Ministerio a Agroindustria le implicaría un costo político innecesario a Macri dado que generará un alto grado de malestar entre dirigentes y productores rurales.
Cabe recordar que en septiembre de 2009 -después del conflicto con el campo- Cristina Kirchner decidió que la Secretaría de Agricultura, que en ese entonces conducía Carlos Cheppi, pase a tener rango de Ministerio normando a Julián Domínguez en el cargo.
Luego, Domínguez fue electo diputado en 2011 y presidente de la Cámara baja. Ese año Cristina nombró al chubutense Norberto Yauhar hasta que en 2013, en el marco de cambios generalizados en el gabinete, lo cambió por Carlos Cas

MÁS CRÍTICAS
En tanto, el presidente de CRA, Dardo Chiesa, considero que "sería un retroceso y una señal muy mala para el sector. Nosotros históricamente solicitamos la creación de un Ministerio".
"El sector agroindustrial representa el 56% del PBI. Somos además el sector que genera y no el que gasta. Necesitamos políticas activas y por eso es importante que como sector estemos representado por un Ministro que pueda hablarle de igual a igual a otros ministros en una reunión de jefatura nacional de Gabinete", señalo.
"Si la idea del gobierno es ahorrar plata de la administración pública, es un grave error cercenar al Ministerio de Agroindustria que es el que produce la plata y no el que la gasta", agrego el presidente de CRA.
"Los modelos en las provincias que han copiado el modelo nacional de ministerio de Agroindustria han funcionado mucho mejor que aquellas donde existe un ministerio de producción del que depende un secretario de agricultura", concluyo Chiesa.

Te puede interesar