Olivera volvió a proponer creatividad y osadía para reconvertir la ciudad

LOCALES 02/07/2017 Por
Planteó la necesidad de una mirada distinta para aspirar a una Formosa “moderna, funcional y turística”. Se paró en tres ejes “primarios” para alcanzar esa presencia: una peatonal, la re -estructuración del mercadito paraguayo y el traslado de Unitán.
19576621_1483769338353410_1301518758_o

El concejal Fabián Olivera reprochó la actual política oficial trazada para administrar la ciudad y propuso un “plan ambicioso que, políticamente, se nutra con creatividad para planificar proyectos diferentes y una gran dosis de audacia para ejecutarlos”. El legislador comunal insistió con la creación de una peatonal. “Con una estructura de estas características se fomentará el comercio, las fuentes laborales, y la recreación; pero también se alimentará el circuito económico de varios rubros que hoy están aletargados, como el gastronómico y el entretenimiento”, justificó.
“Formosa necesita un gran centro comercial, un shopping; pero a falta de inversión privada para una estructura comercial de esas características, una peatonal puede reemplazarla a partir del emprendimiento municipal”, consideró.
“Los fines de semana, varias ciudades vecinas, incluyendo la capital paraguaya se ven invadidas de formoseños que hacen un corto viaje para comer en un patio de comidas de un shopping, donde además se divierten y hacen pequeñas compras; todo porque acá no tienen las respuestas”, ejemplificó.
Olivera reafirmó la necesidad de reconvertir el mercadito paraguayo, para dotarlo de “condiciones edilicias más funcionales y modernas”, y organizar una “agenda cultural y gastronómica permanente apuntando al mayor potencial que tiene la zona: el turismo”.
Apuntando al mismo plan integral de reconversión, reclamó “una decisión política para trasladar a Unitán, porque es imposible la convivencia entre la ciudad moderna y turística a la que apuntamos sin aprovechar la belleza natural del río, desvanecida por la presencia de esa planta fabril”.
También pidió una “toma de conciencia de los vecinos sobre la ciudad que planteo para prepararlos en apoyo de los cambios e incentivados por los beneficios que generara para todos”.
“El proyecto de reconversión del mercadito paraguayo que presentara el año pasado dispone, además, la creación de un grupo especial de limpieza y mantenimiento de toda esta zona, para atender un ritmo de tránsito intenso que exige una atención especializada”, reiteró.
Sin abandonar su mirada, Olivera contó que “empresarios hoteleros de nuestro medio coinciden en la ausencia de actividades y lugares para activar el turismo; muchos dicen que el de Formosa es un turismo golondrina: las personas vienen por razones muy específicas y si bien se muestran sorprendidas por la belleza natural y la costanera, se encuentran con una agenda extremadamente limitada de actividades y lugares recreativos para permanecer”.
En ese plano planteó que “hay que tener creatividad para proyectar la reconversión de la ciudad y osadía para ejecutarla. Se sigue pensando igual que hace 30 años, los festivales musicales y los concursos de pesca deben ser sólo actividades fijas dentro de un calendario cultural y deportivo, pero de ninguna manera pueden ser considerados la base de una política para dinamizar el circuito económico que el turismo es capaz de encender”, reafirmó.

Te puede interesar