Una tregua ficticia que sólo confirma el ascenso del ingeniero y limita la continuidad del feudo

¿Le dejará Gildo la capital a Jofré, para, a cambio, persistir en el eterno armado de su personal lista de diputados? Si la estrategia es esta, podría justificarse la idea de una supuesta tregua, donde la convivencia está delineada por muy delgados hilos que tensan las dudas, la desconfianza y el temor a la deslealtad que siempre hizo cabecera en el "uno", desde su aparición misma en el escenario grande la política aldeana.
valores ciudadanos

En las últimas horas, Insfran le falló al intendente en el glamoroso acto que el ingeniero armó en apoyo a Mayans y Fernández Patri, los candidatos oficiales del partido gobernante en Formosa.
Gildo Insfran no fue, tras intensos anuncios y la nota fue la ausencia; mucho más que el tibio discurso del ministro de Turismo o la encendida arenga del clorindense, un hombre muy resistido, aunque goza del apoyo del jefe político de todo el espacio.
En el entorno de Jofré, dan por hecho su candidatura en 2019, aun sin el consentimiento del actual gobernante. “Tiene las pelotas tan grandes como los bolsillos para aspirar al cargo”, retan desde su cuerpo de comunicadores, desde donde también hay una clara escalada contra todo lo que sea el esquema provincial de poder institucional.
Que Jofré se haga fuerte en octubre, metiendo tantos concejales como sean necesarios para manejar el principal distrito del territorio lo podría dejar en inmejorables condiciones para convertirse en el nuevo hombre fuerte de Formosa. Insfran lo sabe, con lo que la idea de la estrategia inicial parece declinar, porque el manejo de la Legislatura sólo le da garantías en su administración; de ninguna manera solidez electoral para lo que viene.
Entonces, el faltazo de ayer, arguyendo un “problema de último momento”, bien podría entenderse como el comienzo o la escalada del fin de la tregua.
“Para este acto, Jofré gastó fácilmente cien lucas; ¿con qué necesidad?”, tiró un concejal que fue al mitin de este martes y se ubicó como mero espectador.
Sin dudas, el ingeniero tiene la necesidad de reafirmar su poder político enviando claros mensajes a todos los peronistas.
Gildo no está dispuesto a negociar, relegando escalones: su naturaleza y su conciencia no le permiten. Siempre fue por todo, apelando al miedo y a los billetes que permite la estructura que maneja hace más de dos décadas.
El ingeniero ya pasó la primera barrera; esa que conquistó hace dos años cuando desmoronó al candidato gildista de la capital provincial. Hoy todo parece lidiarse en el terreno del poder financiero para llegar al quinto piso; y ahí los perfiles parecen equilibrados.
En verdad, es un escenario reciente, donde los actores tienen por delante varios capítulos y saben que el final puede ser tan inesperado como determinante; entonces cada paso se ofrece como quien construye un mural, sólo armado por ladrillos que se sostienen entre sí. Y el viento, aunque viejo, sigue soplando.

Max Alfredo Berenfeld

Director.
Lic en Ciencias Sociales y Periodismo.
Integró 16 redacciones de medios gráficos de la ciudad de Formosa y de otros puntos de la Argentina, además de otras dos en Asunción, Paraguay.
Fue jefe de Redacción de los ultimos tres diarios en los que se desenvolvió.
Miembro de FOPEA.
Tiene 29 años de ejercicio de periodismo gráfico.
En la faz pública, se desempeñó como jefe de Prensa, del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Formosa, durante 12 años.

Te puede interesar