Olivera exigió un control contractual absoluto en el transporte público para evitar errores pasados

LOCALES 02/08/2017 Por
Dijo que es “clave el retorno del sistema satelital en cada uno de los colectivos” y que la opinión de los usuarios debe escucharse permanentemente para reajustar la calidad de la nueva prestación.
20257515_1508316672565343_1886593609_o

El concejal Fabián Olivera consideró que la única manera de evitar la repetición de los errores del pasado con el servicio urbano de pasajeros es ejerciendo un control absoluto de las condiciones contractuales y atendiendo la opinión de los usuarios.
Este miércoles, los concejales votaron por unanimidad para que La Nueva Candelaria, subsidiaria de la misionera Crucero del Norte, se haga cargo de las 12 líneas del servicio urbano de pasajeros que se prestan en la capital. Ciudad de Formosa sigue hasta principios de septiembre.
“Si algo hemos aprendido del pasado reciente los formoseños con la firma que ya no estará es que los vecinos jamás se equivocaron o exageraron con Ciudad de Formosa; la administración municipal anterior se manejó con mucha informalidad y sin tacto empresarial y las consecuencias estuvieron a la vista”, planteó.
“Sigo estando en contra de un servicio monopólico, pero parece imposible conseguir que, al menos, dos transportistas cubran todas las líneas de la ciudad. De todos modos y con la intención de abrirle un justo como necesario crédito a las actuales autoridades es completamente necesario el retorno de los GPS instalados en los micros urbanos de la ciudad; ellos permitían consultar la ubicación de los coches y señalaban las demoras de arribo a cada parada”, apreció el parlamentario.
“Los controles identificarán el incumplimiento de los contratos, dando lugar entonces a la aplicación de penas y multas que correspondan; es la forma de actuar para que el tipo de prestación que se acuerda pueda cumplirse, porque de ello depende el cuidado que debemos tener con nuestros vecinos”, apreció.
“Ciudad de Formosa se va y no sé cómo le cobrarán las deudas millonarias que deja; fue una de mis frecuentes luchas al ponerme al frente de los reclamos. Por eso hoy, junto con el vecino, estoy en condiciones de plantear estas exigencias”, reafirmó.
“Fue una experiencia desgarradora y lamentable la que vivimos; no podemos permitir el regreso de una conducta parecida siquiera; está planteado el escenario para que la nueva relación transite con normalidad, cumpliendo cada parte con las obligaciones contractuales establecidas, mirando principalmente la necesidad de los usuarios, porque de eso se trata todo esto: del vecino informado de los horarios y del tiempo de espera en cada parada, de unidades limpias y con el sistema de refrigeración operativo, y de todos los coches determinados en las calles de la ciudad”, detalló.
“De nuevo, estaré vigilante a la prestación y atento a la opinión de cada vecino en cada barrio de la ciudad, para defender los intereses de los formoseños ante esta nueva prestación”, adelantó.

Te puede interesar