Para la Izquierda, es inevitable el ajuste tras las elecciones de octubre

NACIONALES 22/07/2015 Por
Nicolás del Caño, precandidato presidencial del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), sostuvo que "el salario mínimo debería ser de $14.000 que es el costo de la canasta básica como lo establecen las mediciones de los técnicos echados del Indec y lo reflejaron los trabajadores aceiteros en su última paritaria que el gobierno no quería homologar".
0013044571
Nicolàs del Caño.
El rival de Jorge Altamira en la interna trotskista dijo que "el 50% de los trabajadores gana menos de $5.700 mensuales". "No puede suceder cuando la propia Presidenta ha reconocido todo lo que han ganado los empresarios en estos años", señaló.
En diálogo con InfobaeTV, sostuvo además que "el Gobierno está implementando un ajuste en cuotas" y que "los ingresos alcanzan para cada vez menos", que "hay despidos aunque no se reconozcan" y que "se viene un fuerte ajuste gane quien gane".
Del Caño aclaró que no le sorprendió el aplauso de Cristina Kirchner a Daniel Scioli en Cañuelas porque "tiene que ver con este intento de mantener una polarización con Mauricio Macri para justificarlo diciendo que es lo menos malo. Muchos de los que hoy apoyan al gobierno hicieron eso cuando estuvieron con la Alianza en 1999. Decían lo mismo de Fernando de la Rúa frente a Eduardo Duhalde y Carlos Menem y así nos fue". Allí mencionó a dirigentes "como Diana Conti o Juan Manuel Abal Medina" que fueron parte de aquel proceso.
"Quieren implantar la idea de que hay que votarlo (a Scioli) porque es el mal menor", sentenció.
El postulante del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) señaló además que el dólar libre por encima de $15 es especulación e intentos de los grupos económicos por marcarle la cancha al gobierno y debilidades de la política económica, en particular lo que se hace con el "contado con liquidación". Evitó decir si lo prohibiría.
Del Caño añadió que, en su opinión, "hay que nacionalizar el comercio exterior, estatizar la banca y también hay que expropiar las tierras que poseen 4.000 terratenientes dueños de la mitad de las tierras fértiles del país". Sostuvo también que "hay que cambiar el estatuto del peón rural que viene de la dictadura porque hoy hay todo tipo de fraude laboral en el campo".
En cuanto a la discusión con Jorge Altamira por la candidatura presidencial dentro del espacio del FIT sostuvo: "Tenemos una coincidencia con las fuerzas de izquierda, pero que hay un debate donde nosotros planteamos cómo el Frente de Izquierda logra hacer un nuevo salto y ellos no lo ven así". "Para nosotros es fundamental el debate que viene porque gane quien gane se viene un ajuste", repitió.
Frente a la pregunta si hay que oxigenar el espacio, Del Caño fue prudente y simplemente dijo que "hay que mostrar en todos lados que el FIT puede sumar a sectores de la juventud y los gremios que no pensaban en venir hacia la izquierda".
Con respecto a la cuestión sindical, añadió que lo central "será acaparar la representación gremial", ponderó "el peso que los dirigentes tienen en las listas a diputados provinciales" (40% de los candidatos en el norte del conurbano son obreros industriales) y mencionó que cualquier político debe ganar lo mismo que gane un trabajador.
Sobre el cierre de la nota, evadió la respuesta sobre el sistema de seguridad, porque la intención es debatirlo "en un futuro gobierno de los trabajadores", pero dijo que "sería una sociedad totalmente distinta". Para finalizar, pidió "replantear el rol de la policía" y "hacer un profunda revisión con una comisión investigadora de los métodos que emplean y las connivencias que tienen con el delito y el narcotráfico".

Te puede interesar