Se acentúan los rasgos mesiánicos de Insfran

Acaba de apelar a Perón, como lo hace cada vez que el escenario no lo acompaña, convocó a “hacer sonar el escarmiento” en las urnas este domingo y volvió a identificar como “traidores a la patria” a quienes no se alinean con su mirada política. Tiene toda la sintomatología de un auténtico líder mesiánico que cree poder resolver todos los problemas y que sin él todo se desbarranca.
gildo

El gobernador Insfrán alcanzó el clímax de un semblante lleno de caracteres atribuidos a un Mesías, ante una multitud reunida en club Sol de América, cuando tildó de “infames” a quienes no comulgan con su prédica, convocando a hacer sonar el escarmiento, este domingo durante las PASO.
El funcionario no abandona, desde hace varias semanas, un discurso altamente agresivo para definir a la administración presidencial, apelando a terminologías simbólicas, como “amor” y “verdad”, repetidamente, que nada tienen que ver con la propia filosofía que impulsa.
Acaba de identificar como “traidores a la patria” y hasta de entregadores de la patria, a un supuesto grupo vinculado con Cambiemos porque “cuando ven que un candidato de cualquier provincia mide bien y se impone a lo inhabilitan a través de la Cámara Electoral Nacional”. Dentro del mismo objetivo ubicó a la expresidenta: “Están preparando el terreno para hacer lo mismo que con Cristina Fernández de Kirchner en la provincia de Buenos Aires porque va a ganar”, anticipó.
Fiel al peronista que mientras el terreno es llano se olvida del líder histórico, pero cuando el tránsito se ve dificultado vuelve a evocarlo, el gobernador de Formosa convocó a apoyar a los candidatos del Frente de la Victoria, apelando a una repetida batería de adjetivos plagados de intolerancia y violencia.
"Cuando los pueblos agotan su paciencia, hacen tronar el escarmiento”, gritó Juan Perón, intentando zanjar el resquebrajamiento de su espacio, en medio de un crítico escenario político y social , donde la pobreza y la inflación y la presencia de opositores, acusados de "propalar versiones alarmistas" ponían en jaque a su último mandato. Intentando emularlo, Insfran utilizó la segunda parte de la frase que fue respondida con estruendosa aprobación.
Insfran apela a un relato cargado de fantasías, sólo para fortalecer a una muchedumbre aduladora y que necesita de los recursos del Estado para su subsistencia. Pero el grado de enajenación que alcanzó en las últimas horas no termina por traducirse en su gente que reacciona casi involuntariamente y parece tener alguna dificultad para digerir completamente la intención del viejo líder.
Convertido en una especie de mesías que, en la tradición judeo-cristiana representa la intervención divina en los males del mundo terrenal, y su llegada supone la salvación del pueblo escogido, Gildo Insfran no puede tolerar un escenario plagado de actores y bienes que cobraron protagonismo y presencia en los últimos años, muy a su pesar.
Pero, como mesiánico también puede denominarse cualquier sujeto, real o imaginario, en quien se han puesto, de manera irracional y a veces desmedida, las esperanzas de que pueda resolver todos los problemas y traer el orden, la justicia y el concierto a un pueblo. De allí que se denomine como mesianismo la doctrina o tendencia que atribuye a una sola persona la capacidad de afrontar y resolver los problemas históricos de una sociedad. En este sentido, el mesianismo vendría a ser la creencia de que una persona, revestida con determinadas facultades especiales, es la única capaz de arreglar las cosas.
En el país ha surgido una buena cantidad de líderes, con rasgos mesiánicos, quienes aprovechándose de la desilusión de los afectados por el subdesarrollo y su situación de pobreza económica, educativa y sanitaria, ofrecen el cielo y la tierra para alcanzar el poder a través de procesos eleccionarios que en un inicio se pueden considerar democráticos y transparentes.
Los líderes mesiánicos están conscientes de que la condición de pobreza envuelve a la mayoría y, por lo tanto, captar su voto les asegura el triunfo en las elecciones. Bajo esa premisa, ya en el poder se actúa para preservar esa condición de pobreza otorgándoles dádivas y beneficios que no les resuelven su condición de pobres, pero que si crean una dependencia, ahogando el espíritu de superación y de desarrollo personal.
Existen muchas otras frases de Perón que mejor le quedaran seguramente a Insfran, pero sobre todo hay una que debiera compartirla con la expresidente: “La Argentina es un país riquísimo que hasta ahora ha sido saqueado por propios y extraños".
"No hay peor cosa que un bruto con inquietudes", también podría ser atribuida al veterano gobernador, pero sobre todo esta: "Conducir no es como muchos creen mandar, conducir es distinto a mandar, mandar es obligar, conducir es persuadir, y al hombre siempre es mejor persuadirle que obligarle".

Max Alfredo Berenfeld

Director.
Lic en Ciencias Sociales y Periodismo.
Integró 16 redacciones de medios gráficos de la ciudad de Formosa y de otros puntos de la Argentina, además de otras dos en Asunción, Paraguay.
Fue jefe de Redacción de los ultimos tres diarios en los que se desenvolvió.
Miembro de FOPEA.
Tiene 29 años de ejercicio de periodismo gráfico.
En la faz pública, se desempeñó como jefe de Prensa, del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Formosa, durante 12 años.

Te puede interesar