Reapareció Laura Muñoz y complicó más a Gildo Insfran por los negociados con Boudou

DESTACADOS 26/08/2017 Por
La ex de uno de los más conocidos testaferros del exvicepresidente de Cristina aseguró que su anterior pareja “ideó y planificó todo, él viajaba, escribía los contratos y lo sé porque me lo dijo de su boca", en referencia a la renegociación de la deuda pública con Formosa.
50d384928063d
Laura Muñoz.

Laura Muñoz, la ex esposa de Alejandro Vandenbroele, cree que si su ex marido está negociando para declarar como arrepentido es que "ve que se le viene la noche". Clarín publicó que el ex testaferro de Amado Boudou está en conversaciones con la Justicia para acogerse a la ley del arrepentido en el caso Ciccone. Allí Vandenbroele actuó como operador de la compra de la única imprenta privada de papel moneda.
Muñoz aseguró que Vandenbroele "ha tenido un cambio de actitud radical en el último tiempo, también conmigo. Siempre ha sido muy agresivo y ahora bajó muchísimo, está como en una onda zen, accesible a cualquier pedido, eso demuestra que va por esa línea", sostuvo en declaraciones a radio Mitre.
“Hace muy poco empezó a cambiar, menos de meses", aseguró su ex esposa, que cree que no es una estrategia de sus abogados sino "algo personal". "Yo creo que es una situación personal de él, donde ve que se le viene la noche y quiere ver cómo puede reparar lo mínimo. Acá también está la situación de Formosa en el medio, donde él fue quien ideó y planificó todo, él viajaba, escribía los contratos y lo sé porque me lo dijo de su boca", sostuvo. En Formosa, Vandenbroele tiene una causa penal por cobrar 2 millones de dólares por la restructuración de la deuda de la provincia, a través de The Old Fund, la empresa que también compró Ciccone.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                       Aunque Muñoz destacó el hecho del arrepentimiento, también pidió Justicia. "Lo que a mí me da pena en este país es que haya que sufrir tanto por decir y mantener una verdad y, después, los actores principales se quieren arrepentir para no pagar una consecuencia y al final la justicia los absuelve, los premia. Yo creo que está muy bien que se arrepienta, pero no por eso la justicia tendría que dejar de juzgarlos con la misma vara porque recordemos que esa gente eran funcionarios públicos", aseguró con relación a Amado Boudou.
La mujer recordó que Vandenbroele hizo lo posible para trabar la investigación y que más de una vez la amenazó: "Él me decía 'si yo no te puedo matar, si vos no apareces muerta, vas a terminar en un psiquiátrico y a los locos no le creen', porque él sabía que yo decía la verdad". Y agregó: "Que ahora se arrepienta me parece muy bueno desde la parte humana, pero no nos olvidemos que hace 5 años y medio que esto ha comenzado y en el medio han pasado muchísimas injusticias".
Muñoz pidió una "justicia ejemplar" en este caso. "Necesitamos que los jueces no sean cobardes, que se arrepientan un poco de lo que ellos hicieron mal, que no tengan miedo a que los carpeteen. No puede ser que siempre quede impune el corrupto que está en la función pública".
Y contó que, además de ser amenazada, le ofrecieron plata "para decir mentiras, para arrepentirme. Yo los escuchaba con muchísimo temor y pensaba: 'No importa lo que vos quieras hacer conmigo, yo voy a mantener la verdad'".

Te puede interesar