Varios intendentes sacan a la cancha a las esposas, buscando solidificar los feudos

La conducta no es novedosa, pero parece robustecerse para las elecciones de octubre. No puede aducirse nepotismo, porque en caso de ser electas, se trataría de una mera decisión de las urnas, donde el tráfico de influencias y el saqueo de los bienes públicos, nada tienen que ver. El hecho representa una clara visión feudal, no obstante.
multimedia.grande.a434efd85b1a6624.6d756c74696d656469612e6772616e64652e62303964363035376162613364635f6772616e64652e6a7067
Raúl D´Zakich, intendente de Palo Santo.

Las esposas de los intendentes de Los Chiriguanos, Laguna Yema, Palo Santo y El Colorado encabezarán listas de concejales para las elecciones de este año, en una clara mirada familiar por fortalecer el poder político conseguido en los últimos años y, tal vez, robustecer el beneficio económico conseguido con el espacio estatal.
En otros lugares, como en Pirané, el jefe comunal, Juan Domingo Zaragoza, acaba de proclamar la candidatura e edil del pueblo a su hijo Juan Ezequiel, continuando con una conocida casta iniciada por el abuelo de “Juanchi”, el ahora retirado caudillo local, Juan Antonio Zaragoza.
Antonio Caldera, intendente de Los Chiriguanos, ya trabaja fuerte en su pueblo para que su mujer, Rebeca Ojeda llegue al parlamento comunal del pueblo, donde conviven aborígenes y criollos en el extremo oeste, mientras su propia gestión está muy atacada por seguidas denuncias de casos de corrupción.
Rosa Cristina Gallo es una docente y directora de la escuela primaria 45 de Laguna Yema, el pueblo donde su esposo, Luis Alberto Corvalán es intendente, además de propietario de una conocida conducta agresiva desde el discurso, con el que intenta despojarse de las muchas acusaciones por el manejo discrecional de los fondos públicos.                                                                                                                                                                                     En Palo Santo, el intendente Raúl D´Zakich, transita la primera mitad de su segundo mandato y ahora, en medio del desmembramiento de su grupo de trabajo original, debido a su carácter irascible y solitario, ya inscribió a su esposa Margarita Pando, intentando recibir el apoyo electoral de los palosanteños para que la mujer se convierta en concejal, después de octubre.
A diferencia de la mayoría de los intendentes, D´Zakich es reconocido como un hombre probo y de gran contracción al trabajo; es muy frecuente encontrarlo en la madrugada conduciendo un tractor para arreglar una calle o, simplemente, observando la marcha de trabajos que ordenó el día anterior. En el pueblo esperan una victoria contundente del espacio que capitanea D´Zakich.
Pero la pasión por la función pública tiene también espacio para lo exclusivamente político. Marga, su esposa, está recibiendo algunos rechazos, desde distintos flancos, tanto internos como externos, pese a que se trata de una muy conocida vecina e hija de un admirado comerciante y político ya fallecido, Rubén Pando.                                                                                                                                                                                                                           También hay casos que forman parte de la misma especulación, aunque los espacios sean distintos: el administrador del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), Marcelo Ugelli está detrás de una significativo armado político, para que su esposa, María del Carmen Argañaráz, sea concejal. Se trata de una joven periodista que se desempeña en medios del Estado provincial, a la que no se le reconocen actividades dirigenciales concretas en el escenario político peronista, aunque goza del afecto y respeto del grupo que su pareja supo edificar en los últimos años a través del sublema Compromiso Formoseño, cuya cabeza más visible ha sido la diputada nacional Bety Lotto.
La reacción tiene que ver, como en los demás pueblos, con el egoísmo, tal vez lógico, de la dirigencia que aspira a cargos como este, pero finalmente terminan siendo aislados por la preferencia del familiar de parte del hombre fuerte.
A la hora de justificar la elección, los funcionarios alegan que no sólo necesitan gente idónea, sino también "de confianza".
Los argumentos de un lado y del otro han sido siempre los mismos, mientras los críticos sostienen que hay favoritismo aun si se trata -lo que no siempre es el caso- de personas capacitadas.
Mientras en la capital, Gildo Insfran viene perdiendo terreno político, en el interior el proceso se muestra inverso, aunque la tipología político-social de pequeños feudos fueron estimulados por el mismo origen provincial que aún tiene en el gobernador al exclusivo precursor de esta metodología para conducir la cosa pública.

Max Alfredo Berenfeld

Director.
Lic en Ciencias Sociales y Periodismo.
Integró 16 redacciones de medios gráficos de la ciudad de Formosa y de otros puntos de la Argentina, además de otras dos en Asunción, Paraguay.
Fue jefe de Redacción de los ultimos tres diarios en los que se desenvolvió.
Miembro de FOPEA.
Tiene 29 años de ejercicio de periodismo gráfico.
En la faz pública, se desempeñó como jefe de Prensa, del Superior Tribunal de Justicia de la provincia de Formosa, durante 12 años.

Te puede interesar