Reposo judicial cobija a conocido abogado, acusado de estafa por desaparecida concesionaria

DESTACADOS 26/09/2017 Por
El cierre de la otrora poderosa PEGASO, parece hoy ya decididamente parte del pasado, pero la familia propietaria de quien fuera durante muchísimos años representante de Volkswagen mantiene muchos de sus intereses financieros en el resultado de una demanda que hace varios años fue alcanzado por un virus judicial, que se muestra extrañamente lento y oscuro.
caratula

El viernes 1 de noviembre de 2013, varios medios locales anunciaron que la Sociedad Pegaso Automotores SA con domicilio en Maipú 33, ha dejado de operar el sistema de ahorro que administra Volkswagen SA de Ahorro para fines Determinados, con lo que la tradicional firma automotriz perteneciente a la familia Ortega dejó de pertenecer a la Red Oficial de Concesionarios de la marca Volkswagen.
Decididos a revertir el cuadro, los Ortega pusieron en marcha una estrategia negociadora para recuperar la concesión, para lo cual encomendaron al abogado local Carlos Lee la tarea de fondo. Mediante escritura pública 79 de julio de 2010, el profesional tenía un poder general judicial y administrativo de la firma.
De inmediato, el letrado viajó a la Capital Federal pero regresó de inmediato y reveló que la gente de Volkswagen le pidió ser parte formal de la firma formoseña para negociar.
En abril de 2013, mediante escritura 21, Florencio y María Teresa Ortega decidieron ceder, transitoriamente, el 33% de las acciones de la firma en favor de Lee, mediante una escritura que, al mismo tiempo, determinó las responsabilidades de las partes y, sobre todo, el sentido del instrumento público.
En realidad, fue el propio Lee quien sugirió esta movida, ya que Volkswagen Argentina, sólo exigió negociar con los propietarios de la concesionaria formoseña.
De todos modos, el abogado regresó a Buenos Aires ya que no pudo conseguir el objetivo.
La cuestión de fondo quedó definitivamente descartada para la tradicional familia formoseña, al igual que el nuevo objetivo de recuperar el 33% de las acciones adjudicadas, provisoriamente adjudicadas al abogado que hoy aspira a convertirse en concejal de la ciudad en las elecciones de fines de octubre.
Ante la conclusión de las tratativas llevadas a cabo por el Dr. Lee con la firma Volkswagen Argentina SA, los Ortega pidieron en reiteradas oportunidades la devolución de las acciones lo que no fue posible en buenos términos por la falta de tiempo del profesional que era lo que alegaba. Ante esta situación procedieron a revocarle el mandato y posteriormente a intimar la restitución mediante los despachos telegráficos CCP0091761 (8) y CCP0091759 (5), recibiendo como respuesta la férrea negativa del abogado que alegó que la cesión sólo tuvo el objetivo que produce naturalmente y que fue abonado el precio establecido en efectivo y en el mismo acto.
La denuncia fue planteada hace más de dos años, pero el juez actuante, pese a recibir hace casi la misma cantidad de años el requerimiento fiscal, nada hizo para esclarecer la demanda interpuesta por los Ortega.

Te puede interesar