Cristino rechazó la idea de formoseños buscando su futuro lejos del hogar

LOCALES 08/10/2017 Por
Dijo que le “avergüenza la corrupción en un gobierno que permanece por más de dos décadas en el poder” y que le “indigna que funcionarios y empresarios se aprovechen de los recursos del Estado”.
DSC_0026

El candidato a diputado provincial por el Frente Renovador Formosa, Cristino Caballero, se mostró completamente en contra de “una Formosa con sus jóvenes buscando su futuro lejos del hogar y de su propia tierra” y consideró que “vienen aires de diversidad en el Poder Legislativo”, desde donde pretende “luchar contra la indiferencia de aquellos que deberían cuidarnos”.
Metido de lleno a la campaña electoral, el exintendente capitalino, en compañía de Claudia Monzón, quien la secunda en la lista de diputados, y otros postulantes del mismo espacio, recorrió el mercadito paraguayo, donde dialogó con decenas de vendedores, transeúntes y muchos visitantes quienes, en reiteradas oportunidades, le hicieron notar los problemas más frecuentes que padecen en Formosa.
“Estamos viviendo un año particular en el país y en especial en nuestra provincia. Siempre consideré que Formosa puede tener un papel protagónico valiéndose de proyectos que una como humanos, sin importar la ideología de cada uno. Hay que dejar atrás la idea del que no piensa como yo, es un enemigo”, planteó el ingeniero Caballero, quien también fue ministro de Obras Públicas de la provincia.
“Es vital para nuestro desarrollo, poner foco en las políticas públicas para la educación en ayuda a niños y niñas para fortalecer sus ideas y concretar sus sueños”, destacó.
Y subrayó: “Pretendo que los jóvenes tengan trabajo, salarios acordes y estabilidad; no acepto formoseños que deban buscar el futuro lejos de su tierra y su hogar; confío en las economías regionales como motor de crecimiento”, apuntaló.
“Trabajemos juntos para la creación de normas de prevención a las adicciones y el narcotráfico que enferma las mentes y genera mayor delincuencia e inseguridad”, invitó, ante una mujer que le expresó su angustia por el flagelo de la droga en su propia familia.
“Recorriendo la provincia escucho las demandas, una se repite en todas partes: “Necesitamos un sistema de salud, una política sanitaria que dé respuesta, sin discriminación, con atención optima en cada localidad”, para que nuestro pueblo no sufra injusticia y abandono”, añadió.
“Me considero una persona honrada, por eso me avergüenza la corrupción en un gobierno que permanece por más de dos décadas en el poder, me indigna que funcionarios y empresarios se aprovechen de los recursos del Estado. Es el dinero de todos los formoseños y debería servir para que estemos mejor y no para ver a “nuevos ricos” paseándose sin pudor frente a nuestras necesidades”, acusó, ante lo cual un puñado de vendedores respondió con un cerrado aplauso.
Y redondeó: “Por eso estoy totalmente en contra de la reelección indefinida; trabajaré desde la Legislatura para lograr que vuelva a nuestra vida política la alternancia en el poder”.
Caballero considera que “la realidad nos muestra que pasó demasiado tiempo y lo que se hizo mal o no se hizo, si continúan los mismos funcionarios, no se realizarán”, por lo cual instó a “demostrar al país que vienen aires de diversidad en el Poder Legislativo; estaremos para luchar contra la indiferencia de aquellos que deberían cuidarnos”.
“En octubre no se elige un Gobierno, sino un Congreso; es el momento de diferenciar si queremos la representación de los mismos de siempre u opiniones distintas para avanzar entre todos, quiero cambiar lo que está mal, Formosa da para más, veo una provincia con esperanza y progresando en paz”, parafraseó, lleno de esperanza y motivado.

Te puede interesar