SE TERMINÓ LA CENSURA EN LA COSTANERA

DESTACADOS 08/10/2017 Por
En las últimas horas, una camioneta transportando una gigantografía a dos aguas publicitando la candidatura a concejal de un referente que responde al intendente Jofré, marcó el fin de una época oscura para la libertad de expresión de muchos sectores de la comunidad formoseña. Un policía prohibiéndole a una nena que siga meneando un globo con la leyenda de Cambiemos fue el último antecedente condenatorio.

Hasta hace poco, la Costanera era un símbolo de censuras insólitas: en una época no se podía andar en patines, tampoco permitían escuchar música, prohibieron que la gente lleve sillitas y se siente a tomar mate y, hasta le sacaron el globo a una pequeña porque su juguete tenía una leyenda alusiva a Cambiemos.
Ya en octubre de 2015, el paseo costero se había metido en la campaña. En aquél entonces, la policía le había prohibido a Ricardo Buryaile repartir panfletos del Frente Amplio Formoseño. Pero esta vez, el control llegó a un nivel tan ridículo, que hasta al propio policía que tiene que ejercerla parece darle vergüenza.
"El principal Larrea no quiere campaña política, calcomanías, nada", le dijo el policía a la familia.
El oficial le pidió a una mamá que desinfle, pinche o guarde el globo que tenía su hijita de 5 años porque su jefe no quiere que se haga campaña en la Costanera. Aunque la mujer le intenta hacer notar que ellos no están haciendo propaganda sino que la nena está jugando con un globo verde, el policía le insiste con que no importa, que incluso hace unos minutos le habían sacado los mismos globos a otras tres parejas a pocos metros.
El paseo público y la plaza de la capital provincial, gobernada hace más de 20 años por Gildo Insfrán, no pueden ser escenarios de reuniones ni debates, ni de chicos jugando, ni de vecinos tomando aire fresco.
Pero ahora todo eso pertenece al pasado. José Delguy, el joven candidato a concejal por uno de los varios sublemas que alienta el jefe comunal capitalino, mandó una Toyota cargada con fuerte munición propagandística a recorrer la Costanera.
Con potentes altavoces, una música armada específicamente para estimular la candidatura y carteles recostados sobre una estructura a dos caras, el poderoso vehículo fue visto como un verdadero símbolo del fin de una época nefasta.
A pocos metros del paseo, frente a las oficinas de Jofré sobre la calle San Martín, una tarima mostraba a un grupo de raperos locales que sólo constituían el reparto de un montaje mucho mayor, cuyo objetivo central era un maquillado trabajo audiovisual con el mismo Delguy como principal actor. Toda esta movida era televisada, en directo, por los canales 3 y 11 del Estado formoseño, confirmando el acostumbrado uso de los recursos y bienes públicos en beneficio de unos pocos.

Te puede interesar