“Los hechos siguen demostrando que REFSA se caga en la gente”, reaccionó Carbajal

LOCALES 25/01/2018 Por
Advirtió que la empresa provincial “no se hacen cargo de nada” e insistió que con ella se armó “un millonario negocio con la energía eléctrica". Planteó, además que “es más fácil echarle la culpa al Gobierno nacional que asumir la propia responsabilidad, para seguir haciendo caja con la plata de la gente”.
2015113009353456a2f29ebdaee5af64e87e190bcbd459

El jefe del bloque de diputados provinciales del Frente Amplio Formoseño, Ricardo Carbajal se mostró particularmente duro con el Gobierno provincial, y advirtió que con los aumentos de la luz “caga a la gente”, mientras mantiene un esquema “de confusión discursiva para culpar al Gobierno nacional y conservar su propio negocio con la energía, desde la victimización”.
“Miles de usuarios del servicio de energía eléctrica de la provincia de Formosa, debemos amparar a una altísima cantidad de familias que acceden a la prestación, en calidad de colgados, mientras el Gobierno provincial renuncia deliberadamente a ejercer el control, porque ahí también mete su política barata. Es una de sus tantas formas de mantener cautiva a una parte del electorado, utilizando el dinero de otra gente, la que paga”, apreció el legislador, en la primera aparición que efectúa sobre un tema que lo tiene como claro oponente de la administración de Gildo Insfran.
“Hay que recordar que, de acuerdo con los anuncios nacionales, el aumento promedio que va a recibir un usuario de electricidad será del 19% desde diciembre y del 12% a partir de febrero de 2018, con un acumulado del 34% para el segundo mes del año”, contextualizó el diputado radical.
“El objetivo de normalizar el sistema eléctrico con estos aumentos, está alineado con los preceptos establecidos por la Corte Suprema de Justicia, para que estos se apliquen en un marco de previsibilidad y gradualidad", justificó.
“Con Insfran hay una clara y antigua estrategia discursiva, cuyo objetivo es machacar con un mensaje técnico para confundir a una gran mayoría y donde lo único transparente es la responsabilidad del Gobierno nacional”, detalló.
“Estos no se hacen cargo de nada; armaron un millonario negocio con la energía eléctrica y cagan a la gente que dicen proteger. REFSA es un negocio para esta administración”, insistió.
Carbajal se interrogó: “¿Por qué no explican con precisión en que criterio sustentan los aumentos de la luz a los formoseños? El costo del transporte es del 3%; si en tu casa pagas, por ejemplo, un mil pesos por la luz, sólo 30 pesos corresponden al transporte; por lo demás, el costo estacional es del 36; el de distribución del 35 y, en concepto de impuesto, se paga el 26%; así se compone el precio de la energía eléctrica”.
“Mientras las autoridades nacionales, claramente procuran llegar a contar con un sistema energético sustentable en el tiempo, reduciendo nuestra dependencia de la importación y que con esto se genere más trabajo en la Argentina, acá se arman estrategias discursivas para engañar a la gente y mantener un negocio para unos pocos, con recursos del Estado”, insistió.
Carbajal recordó que en todo el país “la tarifa social alcanza en la actualidad a 1,8 millones de usuarios, mientras 2,7 millones están incluidos en el Programa Hogar; en la provincia orillan los 60 mil”, precisó.
“El Estado nacional destina casi mil millones de pesos para subsidiar a los usuarios que tienen tarifa social en la provincia. En Formosa casi el 85% de los hogares está en condiciones de acceder al beneficio de la tarifa social si consumen menos de 300 KWh mensuales, porque ese beneficio los exime. Lo único que tienen que pagar es el costo de distribución, que lo define únicamente REFSA”, aseguró, de nuevo, para dejar en manos de las autoridades provinciales “una gran cuota der responsabilidad en la aplicación de los aumentos”.
“REFSA es la encargada de sumar un costo para pagar sus impuestos gastos operativos y empleados, y ahí se configura el costo de distribución, la tarifa final que llega a los consumidores; ahora, de nuevo aumentó desproporcionada e injustificadamente, porque la influencia nacional es completamente desproporcionada con los valores que en las últimas horas ha mostrado la firma local”, afirmó.
“La empresa está ocultando los datos y el cuadro tarifario. Formosa es la única provincia del país donde no está disponible esta información. REFSA no quiere blanquear cuánto le están cobrando a los formoseños, porque no pueden justificar de cara a la sociedad los precios que se ven en las facturas”, recriminó.
“Es más fácil echarle la culpa al Gobierno nacional que asumir la propia responsabilidad, para seguir haciendo caja con la plata de la gente”, criticó en una postura que mantiene desde hace varios años.

Te puede interesar