Olivera culpó al Gobierno provincial por el anegamiento de decenas de barrios capitalinos

LOCALES 26/01/2018 Por
Reprochó el distanciamiento de los punteros del oficialismo para “asistir a los vecinos en situaciones extremas” y pidió a los funcionarios “trabajar para la comunidad y no para atender intereses políticos sectoriales y mezquinos”.
IMG-20180126-WA0034
Olivera es saludado por un vecino en el barrio Santa Rosa, en un momento de descanso de la tarea que encabezo esta semana.

El concejal Fabián Olivera puso “al mezquino aporte del Gobierno provincial” como el principal responsable de las inundaciones que se vienen dando en decenas de barrios de la ciudad y consideró que cada vez “es más necesaria la cultura de la participación vecinal” para evitar este tipo de trastornos.
“En los últimos días, la cantidad de agua caída sobre la ciudad y la persistencia de las lluvias conformaron un coctel que arrastraron efectos extremadamente nocivos para los formoseños, particularmente para los sectores más vulnerables”, contextualizó el legislador de Cambiemos.
“Rápidamente, con quienes integran mi equipo de trabajo nos dimos cuenta que la situación desbordo la capacidad operativa de la Municipalidad, mientras los reclamos desde los barrios eran tan desesperantes como angustiantes”, consideró.
“Ayudamos a limpiar los desagües y las cunetas que estaban tapados y, que con tanta lluvia, mantenían a los vecinos con sus casas inundadas”, explicó el edil, que toda la semana calzó botas de goma, y empuñó una pala ancha o una desmalezador, junto con sus colaboradores.
“Nos pusimos al frente de varios pedidos de familias de Los Inmigrantes, Stella Marys, San Antonio, un sector del Juan Domingo Perón, Villa Hermosa y Santa Rosa, entre muchos otros barrios”, amplió.
“Estas lluvias afectaron a muchos hogares y las respuestas no vinieron a tiempo o directamente no estuvieron; entonces no podemos quedarnos esperando. Esto, obviamente no es la solución integral, pero para muchos vecinos fue significativo”, sostuvo.
“El principal problema fue el taponamiento de los desagües, ya sea por falta de mantenimiento como porque el sistema se vio colapsado. No puedo menos que reconocer la reacción municipal y hasta de algún colega en todo esto, pero me sorprendió bastante la ausencia de los punteros del Gobierno provincial, como de sus propios funcionarios; varias veces lo dije y ahora insisto: de un tiempo a esta parte parece que se olvidaron de la gente y la tan mentada sensibilidad social del peronista retrocedió de una forma alarmante”, advirtió.
“En la faz operativa esto también quedó en evidencia ahora, ya que los trabajos que se necesitan deben ejecutarse con grandes equipos viales que la comuna capitalina no tiene. Y el Gobierno provincial lo sabe”, recriminó.
“Las consecuencias del agua no sólo se sienten con el hogar inundado que no es poco, sino que golpea a miles de trabajadores informales, los changarines, que con los días de lluvia no son requeridos y por lo tanto no llevan el sustento a la casa, con todo lo que ello representa para quienes viven el día a día”, apreció.
“Los vecinos debemos saber que el compromiso es integral, con responsabilidades compartidas; por eso siempre que soy convocado les recuerdo la necesidad de limpiar los pequeños desagües y no tirar la basura en la cuneta, por ejemplo”, dijo.
“Anhelo que todo lo vivido en la semana sirva para sacar conclusiones inteligentes y que los funcionarios entiendan que se deben a la comunidad y no a mezquinos intereses sectoriales”, planteó.

Te puede interesar