Falta de controles bromatológicos en Comandante Fontana, preocupa al concejal Argañaraz

LOCALES 29/01/2018 Por
Responsabilizó al intendente municipal de cualquier hecho que pudiera presentarse por el consumo de productos cárnicos que se faenan en el pueblo. Hará un pedido de informes para conocer el destino de fondos nacionales dispuestos para construir un matadero hace tres años.
IMG-20180128-WA0022
El abandonado matadero de Fontana que aparentemente será reconstruido. En el recuadro Argañaraz.

El concejal Aldo “Bocha” Argañaraz se mostró “muy preocupado” por la falta de controles sanitarios en Comandante Fontana, alertó sobre los efectos de consumir carne en mal estado y pidió a las autoridades municipales “compromiso y seriedad” para terminar la construcción del matadero local.
“Hace varios años existe un ida y vueltas con nuestro matadero; resulta bastante complejo obtener información concreta y veraz sobre este aspecto, lo que me preocupa, y mucho, porque se faenan reses en cualquier lugar, burlándose los controles oficiales, con todo lo que ello implica cuando, se sabe, el producto va a parar finalmente a los hogares para su consumo”, contextualizó el legislador de Unión Popular Fontanense.
“Si hay un área donde la intervención estatal no admite cuestionamiento es la relativa al control sanitario; por eso resulta central el reordenamiento de la estructura que debe cumplir esas funciones. La tarea actual más urgente es priorizar la construcción del matadero y dotarlo de las condiciones apropiadas para que la faena se concrete siguiendo todos los estándares sanitarios que correspondan, con intervención del profesional veterinario y el posterior retiro del producto respetando la cadena de frio hasta llegar a las carnicerías”, amplió.
“Los carniceros y las personas involucradas en todo el proceso de producción nada tienen que ver con este escenario, ya que son meros actores de reparto que ejercen un rol a partir de las condiciones que otras personas debieran encargarse de determinar con la responsabilidad y la seriedad que corresponde”, alertó.
“Existe el compromiso de las autoridades del pueblo de comenzar en este mes que ya se acaba la construcción del matadero de Fontana, pero existen más dudas que certezas”, advirtió. Y explicó: “Este mismo intendente acordó con las autoridades nacionales de la administración anterior la construcción de un frigorífico para el pueblo, con un aporte local del 30%, ya que el resto vendría del Ministerio del Interior. Hoy sobresale una estructura edilicia reciente, mientras se habla de la reconstrucción del viejo matadero que, como todos sabemos, está casi derrumbado”.
“Estoy elevando un pedido de informes, para conocer detalles y formalmente que está ocurriendo con este tema”, subrayó.
“En octubre de 2015, el gobernador Gildo Insfran, en Ibarreta, dijo que en diez días se activan la fases finales de las obras de pavimentación de la avenida principal y del matadero municipal de nuestra localidad; a los hechos me remito sobre los resultados del anuncio”, redondeó. “A finales del año pasado, el ministro de la producción, Raúl Quintana consideró que comer carne con el reaseguro de haber cumplimentado los estándares higiénico-sanitario exigidos, se logra con mataderos oficiales, confirmando la importancia de estas estructuras”, agregó. “Considero que existe un claro compromiso provincial con esta causa, pero por alguna razón que ignoro y, mucho me preocupa, no sigue la misma línea en Fontana”.
“Se debe dar respuesta a una etapa pendiente para la cadena productiva de la carne, garantizando lo higiénico-sanitario que, además genera mano de obra y contrarresta la faena clandestina, con todo lo que el abigeato significa para la zona”, enfatizó Argañaraz.
“No puedo menos que responsabilizar al intendente municipal de cualquier hecho que pudiera presentarse por el consumo de productos cárnicos de dudosa procedencia en el pueblo”, advirtió.
“Más allá de las responsabilidades formales que le caben a las autoridades municipales, este es un tema que nos debe involucrar a todos, porque sus consecuencias pueden afectar al conjunto. No puede dilatarse tanto la habilitación del matadero, porque su importancia debe ser considerada una prioridad absoluta”, consideró.

Te puede interesar