LAS INUNDACIONES DEL RÍO PILCOMAYO DE SALTA AFECTARÁN TAMBIÉN A FORMOSA

DESTACADOS 05/02/2018 Por
El fenómeno climático obligó a miles de personas a evacuarse. En los próximos días cuando avance la creciente sobre el curso, el territorio que administra Gildo Insfran se verá afectado.
f620x350-167575_198593_4

La crecida del río Pilcomayo, que ya inundó y obligó a evacuar a miles de habitantes de varios pueblos de Salta, afectará en los próximos días a Formosa, cuando el pico de la creciente avance sobre el cauce del río, informó un ingeniero agrónomo del INTI. Esta madrugada el Pilcomayo llegó a un nivel histórico de 7,26 metros y el agua cortó nuevamente la ruta provincial 54 de acceso a Santa Victoria Este, donde los pobladores desplazados llegan a 7.000.
"El pico del agua va avanzando y si bien ahora las noticias pasan por Salta, en los próximos días vamos a estar hablando de Formosa, donde va a alcanzar niveles semejantes", afirmó a Télam Alvaro Penza, ingeniero agrónomo y técnico del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).
Durante todo el día Penza trabajó junto a otros cientos de personas en Santa Victoria Este para levantar las defensas que protegen al pobaedo del punto más alto de la crecida que esta noche pasará por allí.
"Se evacuó bastante pero aún quedan unas 400 personas que son los que están trabajando para ir levantando las defensas. El agua sigue subiendo y las defensas -de entre 3 y 2 metros de altura- que se hicieron en el año 2000 pueden no resistir", señaló.
El pueblo está a unos 7 kilómetros del río, pero como el agua baja con mucha velocidad y arrastrando sedimento de su cuenca alta se genera "un proceso de taponamiento, lo que hace que cambie el cauce y afecte a las poblaciones de la zona", explicó.
Penza descartó que el fenómeno osea consecuencia de la deforestación: "En este caso no tiene una relación con desmontes, ya que el agua llega por las lluvias en la cuenca alta, donde hay puna y muy poca vegetación", afirmó.
"Lo que ocurrió -dijo- fue que los afluentes del Pilcomayo se cargaron por lluvias intensas durante muchos días en toda la cuenca alta (Bolivia)", lo que es algo inusual y "se salió todo pronóstico".
Pese a esto, Penza aseguró que éste no es un fenómeno nuevo y puso como ejemplo el dicho popular de la gente de la zona: "Acá cada cuatro años se enoja el río".
"Los pronósticos dicen que ahora están pasando la parte más alta, de 9 metros a la altura del puente Aruma, y se calcula que seguirá alto por al menos dos o tres días en Salta", estimó.
Pese a que el agua va perdiendo velocidad -señaló- la zona del Chaco salteño tiene una pendiente muy baja, por lo que una leve variación de la altura del río puede significar una gran diferencia y una posible inundación.
Para prevenir casos como estos, Penza indicó que "se está trabajando en un sistema de alerta temprana con participación local de toda la cuenca del Pilcomayo" para avisar a la población "antes de que llegue el agua"
"Creo que por lo menos van a haber 15 días más de inundaciones por la zona y que vamos a tener noticias de muchas afectaciones en Formosa para los próximos días", cerró el experto.

Te puede interesar