Denunciaron “arbitrario” despido de la vicedirectora del Don Bosco

LOCALES 30/07/2015 Por
Responsabilizan de la decisión a un sacerdote al que acusan de mantener “un ansia desmedido por imponer su caprichosa voluntad en cualquier circunstancia”.
don bosco

El Sindicato Argentino de los Docentes Privados informó en pleno receso invernal, el representante legal del colegio primario Don Bosco despidió “arbitrariamente” a la vicedirectora de la institución sin que medie para tal decisión ni un llamado de atención y mucho menos el sumario previsto en la ley 13.047.
Desde la organización, explicaron que se trata de una docente de 8 años de antigüedad, que accedió al cargo por concurso y que participó además, con buenos resultados, para la cobertura del cargo de director que quedó vacante a fines del mes de mayo. “Con el pago de la indemnización castigan la actitud responsable y solidaria de esta docente que resistió, en defensa de sus colegas, los constantes abusos de autoridad del director pastoral de la obra salesiana que demandaba los docentes tareas que exceden su rol, desautorizando a los directivos y amenazando a todos con despedirlos”, consideraron al intentar justificar el despido.
“Lejos de encarnar la actitud que es de esperarse de una persona de esa investidura, lo que este sacerdote manifiesta en su accionar, es un ansia desmedida por imponer su caprichosa voluntad en cualquier circunstancia, incluyendo aquellas escapan a su incumbencia. Una de las ordenes, discutidas por los directivos en resguardo de los docentes, fue la exigencia de que estos lleven a los niños y niñas hasta los vehículos de los padres exponiéndolos en la vía pública a cualquier tipo de accidente, desprovistos de un seguro que los cubriera de ese riesgo”, agregaron.
Lidia Pineda, secretaria general de SADOP Formosa, manifestó estar “sorprendida por este escandaloso despido. Se violó el derecho a la estabilidad laboral establecido en la Ley de Educación Nacional, en el convenio colectivo de trabajo, el principio de conservación laboral de la ley de contrato de trabajo, se burló la reglamentación interna de la institución desconociendo a todos los que participaron en los concursos. Hay ensañamiento, hay una actitud personal maniática y caprichosa que ignora a una buena trabajadora que además es mamá de una niña discapacitada. Hay, además, un uso irresponsable del aporte estatal, porque mientras la institución dice no tener fondos para el pago de los salarios docentes y recibe del estado el 100% para cubrirlos, si los tiene para pagar indemnizaciones”, planteó.
“Pedimos a los colegas del Don Bosco que no dejemos sola a esta compañera que fue la voz que enfrento los abusos que sufrían todos y a tener buena memoria y recordar otros despidos como el de Ruth Gamarra e Irma Paredes. A los autoritarios, a los “patrones de estancia” que se ocultan detrás de una sotana debemos enfrentarlos con solidaridad, compañerismo, unidad, compromiso y organización”, retó finalmente.

Te puede interesar