Contrariadas con el proceso eleccionario, agrupaciones universitarias evalúan presentaciones judiciales

LOCALES 04/04/2018 Por
Hablan de elecciones mañosas y fraudulentas. También de prácticas anti-democráticas para impedir una participación genuina. Plantean la disponibilidad de un presupuesto de 800 millones que “un grupo de poder pretende manejar como un botín”.
1428969964

Las agrupaciones universitarias Trayectoria Docente, de la Facultad de Humanidades, y Compromiso Docente, de la Facultad de Ciencias de la Salud, denunciaron “prácticas antidemocráticas para impedir una participación genuina” y arremetieron contra la Junta Electoral designada por el Consejo Superior, a la que acusaron de mantener como integrantes a “militantes políticos activos y funcionarios rentados, pero en ningún caso docentes de la UNaF”.
“Los dolores que nos quedan son las libertades que nos faltan. Así fue el grito que inició la reforma universitaria en Córdoba hace 100 años, sin embargo, en la UNaF estamos padeciendo crudamente esta realidad”, planteó un comunicado de Trayectoria Docente y Compromiso Docente, al ofrecer su mirada del proceso eleccionario que se vive en el establecimiento de educación superior de Formosa, con miras a la instancia electoral a realizarse el 24 de abril para elegir representantes para el Consejo Directivo y Consejo Superior en el Claustro Docente.
“Estamos ante elecciones mañosas, fraudulentas”, advirtieron. Y justificaron: “La Junta Electoral designada por el Consejo Superior que tiene como integrantes a funcionarios de dos Agrupaciones Políticas: Línea Azul y Evita Vive - militantes activos, que son funcionarios rentados-, a ningún docente de la UNAF como miembro titular; la mantención del régimen electoral selectivo; la no publicación de los actos de gobierno; la generación de acciones extemporáneas por falta de publicación y difusión de padrones en los lugares de trabajo; y una idea instalada y promovida tal como ´los otros y nosotros´”.
Al fundamentar ese escenario, precisaron que “la Junta Electoral acepta candidatos con más de 70 años en la lista oficialista, mientras que a las demás listas nos excluyen docentes activos con legítimo derecho de sufragar y participar de la vida política de la facultad y que son independientes o adherentes a lo que consideran oposición”. También que “los candidatos que participan de la vida académica en más de una facultad y que hicieron su opción, se los impugna”, y que “los padrones confeccionados con docentes o auxiliares que no reúnen como mínimo dos años de antigüedad y que fueran observados antes de la publicación definitiva y sólo dieron lugar a 6 sobre 25, aproximadamente un 20% en el caso de la Facultad de Humanidades”.
Mostraron su desaprobación con dos fuertes interrogantes: “¿Por qué quieren garantizar la hegemonía con los que piensan igual al grupo de poder gobernante en la universidad?, ¿avanzamos de esa manera con la investigación, la extensión y la docencia?”
Pero además, consideraron que “un presupuesto de 800 millones de pesos vale la pena distribuir equitativamente con la participación de todos los claustros, independientemente de las ideologías, para que sea un dinero al servicio de la sociedad y no se transforme en un botín manejado discrecionalmente por un grupo de poder”.
Ante este cuadro, ratificaron la decisión de solicitar elecciones transparentes y democráticas, luego de realizar “reiterados reclamos verbales y escritos ante la Junta Electoral” y una denuncia ante el INADI, mientras evalúan presentaciones ante la Secretaría de Políticas Universitarias y la Justicia Federal “en resguardo a nuestros derechos”.

Te puede interesar