En España y Francia llenar el changuito cuesta menos dinero que en Argentina

NACIONALES 08/08/2015 Por
Tomando el tipo de cambio oficial, los precios en las góndolas parisinas o madrileñas, dos de las capitales más caras de Europa, resultan más económicos que los argentinos. Los números.
61858

Ir de compras al supermercado en Francia y España respecto a la Argentina encuentra a sus ciudadanos con productos más económicos en varias categorías, con salarios medios que duplican o triplican el potencial de gasto del consumidor local, con regulación a nivel legislativo sobre la oferta minorista para diversificar las opciones de la demanda y equilibrar las fuerzas en los mercados y con descanso dominical más un cronograma de cierres comerciales por festividades instituido por ley.
En un paseo por las góndolas de los supermercados parisinos, los argentinos encuentran en el pasaje de euro a pesos al tipo de cambio oficial 500 gramos de puré de tomate a $6,10, un agua mineral de 1,5 litros a $4, 1 kilogramo de harina de trigo a $11, una Pepsi de 2 litros a $21,37, un litro de leche entera a $14 (no vienen en sachet sino en cartón), café instantáneo por 100 gramos por $36. Cuando en Francia los argentinos pasan la tarjeta por el posnet, en la caja no pueden eludir que el salario medio de los parisinos es de 3119 euros al mes, que el año pasado tuvieron un incremento del 1,68 % y que su IPC en 2013 fue del 0,1 % por lo cual ganaron en poder adquisitivo.
Al contrastar la situación en Argentina, los supermercados pertenecientes a las grandes cadenas han ganado en nuestro país en todos estos años de inflación e, incluso, en tiempos de caída de sus volúmenes de venta y en entornos de una pérdida del poder adquisitivo del consumidor que el año pasado, fue de un 8%. En el 2015, con los acuerdos de paritarias y morigeración de la inflación de precios, se podría revertir la tendencia con balanza positiva para el bolsillo pre-eleccionario. En dicho entorno, las promociones y descuentos de estas cadenas revelan sus altos márgenes de ganancia donde una promo de 3 x 2 demuestra una rebaja del 33% respecto al precio de lista y donde los descuentos de 50% y 70% en la compra de una segunda unidad logran una reducción respecto del precio normal de entre 25% y 35% respectivamente.
Salir de compras por Madrid es como aprovechar las ofertas, descuentos y liquidaciones de las grandes cadenas de supermercados en Argentina pero por debajo del precio de lista. Arroz por 1 kilogramo a $7, 750 cc de aceite de oliva extra virgen a $30,42, 1 kilogramo de manzanas rojas a $11, mermelada de ciruela de 350 gramos a $10, 1 litro de leche (tampoco vienen en sachet sino en cartón) a $7, café instantáneo por 100 grs. a $13,53, 1,5 litros de agua mineral a $3,56 y podríamos seguir con la listita. Cuando los argentinos pasan su plástico por el supermercado madrileño se encuentran en una economía donde el salario medio en 2014 ha subido 0,52 % respecto del año anterior (unos 135 euros) siendo mayor al IPC de 2013 de –1%, por lo tanto sus trabajadores han ganado poder adquisitivo y en medio de una crisis y recesión su salario medio es de 2180 euros al mes. El salario medio argentino en 2014 fue de unos $10.800, es decir de unos 1061 euros en términos comparativos.

EL DEBATE "EXPRES"
En Argentina, además de solucionar el impacto de la inflación sobre los precios al consumidor, deberá resolverse en la próxima gestión los problemas sobre la oferta concentrada de las grandes cadenas. Tanto Francia como España han encontrado en los años 90 respuestas mediante regulación a nivel legislativo sobre la apertura de grandes superficies dentro de los centros urbanos. Argentina optó por la ley 26.991 de regulación a las relaciones de la producción y el consumo. Es decir, sancionar y multar a las grandes cadenas de supermercados pero no impedirles la apertura indiscriminada de sus puntos de venta ahora en formato exprés (locales de menos de 500 metros cuadrados).
Desde el sector gremial empresario la semana pasada realizaron un encuentro en la Sede de CAME de Comisión Intercamaras con la presencia de 21 entidades adheridas a la Confederación, entre ellas la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA) y la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) que representan los intereses de la cadena de valor PYME con el fin de evaluar la instalación de grandes superficies en el interior del país y el crecimiento de los formatos "exprés" pertenecientes a los mismos grupos económicos concentrados.
Los representantes de diferentes provincias expresaron su preocupación por la determinación de la firma COTO S.A de interponer un recurso de amparo como objeción a ley provincial de cierre dominical en la provincia de Santa Fe. A su vez, se planteó la creación de una ley nacional de descanso dominical que ya ha tenido su aprobación en varias ciudades del interior del país.
La preocupación no es menor, ya que pese a la caída de las ventas en consumo masivo del 3%, de acuerdo a CCR, en el primer semestre, en el caso de Carrefour de las 580 sucursales de toda la cadena, 385 son formato exprés y el plan para 2015 es finalizar con 415 puntos de ventas de menos de 500 metros cuadrados. A estas aperturas se les suma los 650 puntos de venta con los que finalizará Día% este año y los más de 100 puntos de venta que suma Walmart y Changomás. Algo los une, que es su participación en el programa Precios Cuidados, en el cual ha sido muy difícil integrar a la totalidad de los supermercados nacionales, orientales así como al comercio minorista tradicional.

Te puede interesar