Gendarme denunció al exjuez Vivas acusándolo de robar armas y droga

DESTACADOS 16/06/2015 Por
Lo acusó de “desmantelar” una sala repleta de drogas, armas, cigarrillos y productos electrónicos. Asegura que por haber sido testigo de todo fue perseguido, amenazado y varias veces presionado para que abandone su vivienda junto a la familia. Implora su reincorporación a la fuerza “porque está limpio”.
1379641853
Jose Luis Vivas (Archivo La Mañana, en Google)
Esta es la historia de Arsenio Rivero, DNI 10.299.858, domiciliado en el barrio Malvinas Argentina de esta ciudad, el caso increíble de un hombre que firmó un escueto pero contundente texto, lleno de precisiones, involucrando a cabezones de la Justicia nacional de Formosa.
A continuación la carta que hiciera pública buscando justicia.
“Desde el año 1982 comenzó para mí un verdadero calvario. Fui gendarme por más de 15 años con conducta intachable y un día, mientras hacía guardia en el Juzgado Federal, el juez Federal José Luis Vivas estaba desmantelando (robando) la celda con todo tipo de objetos, que estábamos custodiando, llevaba drogas, armas, cigarrillos y electrónica)”.
“En ese momento le di la voz de alto a las 3,45 de la madrugada entrando de culata una camioneta donde unas cuantas cosas que pudo robar se llevó y al momento de solicitarle que se detenga, se marcharon como si nada, entonces procedí con mi deber de ejecutar dos tiros a la camioneta y el Juez no tuvo la mejor idea que denunciarme, y los propios gendarmes, es decir, mis camaradas, me sacaron esposado y le dieron vía libre al Juez para que siga robando… A partir de ahí comienza mi calvario… persecución, extorsión, amenazas de muerte a mi familia y la presión para desalojarme de mi vivienda”.
“Lo que sucedió es que, el jefe del Escuadrón 15 Formosa “Bajo Paraguay”, en ese momento era Carlos Reynaldo Trolia; este señor me perseguía por no custodiar cinco vehículos robados que venían de Buenos Aires a Formosa. También porque rehusé custodiar 17 caballos árabes pura sangre me procesaron y me comenzaron a perseguir hasta el día de la fecha”.
“Fui torturado, sufrí apremios ilegales y abuso de autoridad.
Con todo esto, les pido a las autoridades de Gendarmería que se me reincorpore a la institución, estoy limpio en todo y que no se me quite la vivienda que se me entregó la cual estoy pagando. Pido que dejen de perseguirme y que me den la libertad de poder pernoctar tranquilamente con mi familia”.
“Todo esto es para dar cuenta que entre la Justicia Federal de Formosa y la Gendarmería hay una complicidad por el tema de las drogas y el contrabando”.

Te puede interesar