Piden firma de decreto en auxilio de docentes embarazadas

LOCALES 16/08/2015
Aseguran que solo falta la firma del gobernador Gildo Insfran para darle vida a una media que es “muy anhelada por cientos de educadoras formoseñas”.
“Ayer nomás, en las urnas, volvimos a respaldar su gestión de gobierno”, dijo el docente Rodolfo Figueroa apuntando al gobernador Gildo Insfran, al prologar un comunicado donde deslizó un claro como contundente pedido dirigido al funcionario.
“Entre esos sufragantes, estábamos 333 docentes que en el 2014 solicitamos la firma del decreto ratificatorio de la resolución 529/00, del Ministerio de Cultura y Educación provincial, originando el expediente V 70003/14, que desde enero tiene dictamen favorable de la Secretaría Legal y Técnica que conduce la Dra. Griselda Insfrán. Además desde el mismo período, un proyecto de decreto ratificatorio, está en manos de la Secretaria General, que encabeza la Dra. María Cecilia Guardia Mendonca, esperando la firma del gobernador”, explicò.
“La mencionada resolución 529 la firmó en el año 2000, el entonces ministro Pedro Morales, para evitar que el docente, en período de maternidad (pre y post parto), pierda cargos u horas suplentes, o se le soslaye de lista de puntaje, por orden de mérito, en interinatos por creación de nuevas divisiones, jubilaciones del titular, etcétera”, añadió. “Es de hacer notar, que estas designaciones, no implicarían doble gasto; en ese lapso (período de maternidad), el designado no cobraría por ello, lo haría su suplente que cesaría con la presentación del primero al finalizar el período de maternidad”, amplió.
“Una normativa anterior establecía la figura de reserva de cargo, que al ser aplicada, por resolución 17 del año 1987, del entonces Consejo General de Educación, no tenía efecto en los niveles Secundario y Terciario. La falta del decreto ratificatorio lleva a que la docente, para no perder cargos u horas cátedras, opte por trabajar hasta el último día del parto, y que al nacimiento de su hijo, tampoco saque licencia post parto, despertando la curiosidad de algunas alumnas adolescentes, que al estar embarazada o tener un hijo, perciben la AUH”, ejemplificó. “Estas estudiantes, muchas veces se preguntan a qué se debe que su hijo tenga la protección del Estado, mientras que el de su profesora no, ya que la ven parada en el aula, con su vientre prominente, o en horas de educación física, en temporada estival, con sensación térmica que supera los 50° sudando a mares, a punto de desmayarse, por no sacar la necesaria licencia por maternidad”, redondeó.

Te puede interesar