El Gobierno provincial culpó a la empresa por el paro del transporte

LOCALES 20/08/2015 Por
Enumeró una serie de actuaciones administrativas de la firma y se alineó a los argumentos del intendente De Vido para justificar esa postura. Aseguró, además que “los 360 empleados, siempre van a tener asegurado su lugar de trabajo” y que el único enemigo que tienen "es la actual patronal”.
11774254_924425830954433_524920378_n

El Gobierno provincial utilizó la figura de la Defensoría del Pueblo para salir a postular su apoyo a las gestiones que encara el intendente municipal Fernando De Vido en torno al paro del transporte público de pasajeros en la ciudad y le adjudicó todas las culpas de la medida a la prestataria y su administrador
El titular del área, José Leonardo Gialluca, señalo que Ciudad de Formosa, representada por José Termite, “junto a un grupo de choferes, que no sabemos si están dentro o fuera de la UTA, son los directos y únicos responsables de que los usuarios no tengan el servicio del transporte público”.
“Termite, miente, cuando dice `que no estamos de acuerdo en que la empresa no funcione` ya que nada se hizo desde la firma, para normalizar el transporte público y recién ayer, por la tarde `llamativamente se presentó denunciando a los choferes que supuestamente les impedían trabajar`. Vuelve a mentir Termite, cuando desconoce y tergiversa públicamente la presentación realizada por la empresa al intendente Fernando De Vido con fecha 3 de julio del corriente y que corre en el Expte E- 268/15 y suscripta por la Lic. Rita Natalia García como apoderada, `ya que en ese acto unilateralmente notifica fehacientemente de que no continuaría prestando el servicio en relación a las líneas con permisos precarios 25, 30, 40, 70 y 80`. Lo actuado posteriormente por el municipio encuadra dentro del sentido común y del cumplimiento de las obligaciones públicas que le caben”, reparó Gialluca.
“Miente también José Termite, cuando señala ligeramente que `estamos prestando un servicio razonablemente mejor`. Ello no es cierto y alguna vez debe ser claro y sincero con los usuarios, puesto que, `está convencido` que los vecinos de Formosa, somos todos tontos y que no conocemos de las deficiencias del servicio que prestan y que si bien en un principio fue bueno, desde hace tiempo que no tienen excusas y por ello tergiversan ahora los hechos ya que el servicio se suspendió por la decisión del gerente de Ciudad de Formosa y no por decisión de tercero”, añadió.
Pidió que “se apliquen todas las sanciones previstas” a la empresa Ciudad de Formosa, y que se den a conocer a los usuarios que por decisión del propio intendente “todos los choferes, alrededor de unos 360, siempre van a tener asegurado su lugar de trabajo y que en este conflicto no están solos y que su único enemigo es la actual patronal”.

Te puede interesar