Casi ocho de cada diez paraguayas, vienen a parir en un hospital publico de Formosa

LOCALES 26/08/2015 Por
Un informe periodístico lanzó la cifra, quizás infrecuente para muchos paraguayos, no tanto para quienes viven del lado argentino del río. Evitando el análisis en materia de infraestructura, el manejo político de la situación es una de las principales razones para entender este escenario.
alberdi-el-75-las-embarazadas-da-luz-formosa
ULTIMA HORA

El Hospital Distrital de Alberdi debería ser un centro asistencial de referencia en la región. Sin embargo, no cuenta con la infraestructura ni el personal necesarios para realizar cesáreas ni otro tipo de cirugías; tampoco posee médicos especialistas y los pacientes prefieren cruzar el río Paraguay para recibir asistencia en
En ese establecimiento nacen tres a cinco niños por mes a través del parto normal, mientras que de las 200 embarazadas que recibe anualmente controles prenatales, el 75% de esta cifra es de alto riesgo. Éstas madres prefieren ir a Formosa para dar a luz, explica Walter Troche jefe de Recursos Humanos del establecimiento.
La sala para la realización de parto normal está habilitada, al igual que la de postparto. Sin embargo, el quirófano se encuentra bajo llave porque no está habilitado por el Ministerio de Salud, por falta de recursos humanos, según comentó el funcionario. "La mayoría de las embarazadas va a Formosa por el alto riesgo en el embarazo y por el sueldo que reciben desde la primera gestación que es de aproximadamente 500 pesos por mes más víveres", indicó Troche.
Las mujeres que deciden dar a luz en el Hospital Distrital son en su mayoría personas provenientes de las compañías, mujeres que trabajan en el campo.
En el mencionado centro médico, 52 funcionarios trabajan diariamente realizando guardias de 24 horas, consultorios y atendiendo en urgencias. Entre ellos médicos, enfermeras, obstetras y personal administrativo.
La ambulancia con la que cuentan en el hospital se encuentra en este momento en la zona de Loma, lugar hasta donde se llega desde Asunción por tierra para luego abordar una lancha ya que un tramo de aproximadamente tres kilómetros de camino se encuentra bajo agua por la crecida del río Paraguay.
Los pacientes que necesitan ser trasladados hasta Villeta o Asunción son trasportados en lancha hasta la mencionada zona para abordar luego la ambulancia.

TERRIBLE PRECARIEDAD
Para los que son trasladados a la fronteriza ciudad de Formosa se utiliza una lancha de la Prefectura Naval mientras la de la cartera de Salud se encuentra en reparación.
Las enfermedades más comunes en la zona son afecciones respiratorias, así como vómitos, diarreas e hipertensión que son atendidos en el Hospital Distrital.
Troche agregó que se encuentran abocados en una campaña de vacunación masiva para que los menores se pongan al día con las mismas, ya que los padres en su mayoría no realizan los controles necesarios; es por esta razón por la que los funcionarios salen a realizar el servicio casa por casa.
Los pacientes que acuden hasta el nosocomio se quejan de prácticamente todo. Denuncian la falta de especialistas médicos como cardiólogos o traumatólogos, que son las especialidades que más requiere la población.
Las salas de internación consisten en cinco camas para mujeres, seis para hombres y tres para niños. Al momento de realizar las visitas se encontraban vacías, y según señalaron es porque los pacientes recurren al lado argentino para internaciones.
Un consultorio de odontología también funciona en el lugar, pero solo abre tres veces por semana.
En el segundo piso del Hospital Distrital que fue construido en 1996 funciona un consultorio del Instituto de Previsión Social y una oficina administrativa, que cuenta con un médico para el turno de la mañana y otro para el turno de la tarde.

CULTURA POLITICA
Del otro lado del análisis, existe toda una cultura que mezcla, además, la conveniencia política de determinados sectores para que este beneficio internacional se mantenga en el tiempo. Muchas de las mujeres que vienen a Formosa a dar a luz inscriben a sus chicos como argentinos, con lo cual pueden acceder a beneficios sociales y laborales. Este vínculo genera una relación entre el partido gobernante y las paraguayas, quienes se ven en la necesidad de mantener el favor, adhiriendo con su voto, cada dos años a quienes le “tendieron la mano”.

Te puede interesar