Insfran uso a Nazar para intentar bajarle los decibeles a la crisis desatada con Tevez

DESTACADOS 29/08/2015 Por
La reacción social a través de los medios, caló muy hondo en el gobernador de Formosa que a dos semanas del suceso volvió a recordar los dichos del futbolista, esta vez intentando mostrarse conciliador y hasta expuso atisbos de admiración por sus condiciones deprotivas.
55ae937518c4c

A Gildo Insfran todo lo que no sea de su color le molesta. Cuando no ve azul, es incapaz de distinguir otro tono, sólo concibe al amigo o al enemigo. Con una conducta tan rigurosa cuando debe resolver una posición alejada de ese formato, cae en desgracia. Y como no se caracteriza por su capacidad de tejer relaciones fuertes, cuando sus adversarios ven el hueco no dudan en avisarle.
Este sábado volvió a utilizar como tribuna política al operativo “Por nuestra gente, todo” en Tatane, para darle una nueva revisión al asunto y no pudo pasar de un torpe intento de reconciliación, cuando el regreso de Boca a Formosa es un asunto concluido.
“Saben que soy boquense, por lo que Carlitos Tevéz es mi ídolo futbolístico, cuando lo veo lo disfruto”, confesó.
“Cuando opinamos en un terreno diferente, seguramente tenemos visiones diferentes. Puedo estar o no de acuerdo, y lo respeto, pero en este caso hay cosas que no comparto; aunque tampoco comparto el agravio de ninguna naturaleza y provenga de donde provenga. Como fue agraviado, no lo comparto; tampoco comparto los agravios que ha recibido el ministro de Gobierno Jorge Abel González”, redondeó.
“Quería aclarar los dichos de quien se presentara como sacerdote en una emisora; al sacerdote no le contesto, si al político que fue candidato a gobernador el año 2011 y con quienes hemos competido legalmente”, dijo en referencia a Francisco Nazar.
“La verdad dicha a medias es mentira, quien habla jamás ha pedido ninguna fotografía con nadie, tampoco con Carlitos Tevez; estuve en la cancha en todos los partidos donde vinieron distintos equipos, y jamás pedí ni me saque fotos con nadie”, planteó.
De todos modos se mostró conciliador con el religioso. “Fue el único adversario que después de las elecciones me visito y saludo por el triunfo que tuvimos, y esto es de caballeros”.

Te puede interesar